Logo Autobild.es

Todos los secretos de la pick up Ebro, el retorno más esperado de 2023

pick up Ebro

El Salón de Barcelona 2023 ha tenido un protagonista del todo inusual y es que, de la nada, se anunció el resurgir de Ebro, mítica marca española que llevaba años desaparecida, acompañado del su primer modelo, la pick-up Ebro.

La presentación, abanderada por Jesús Calleja, mostró a la camioneta en carne y hueso y permitió hacerse una idea de lo que propone.

Es un vehículo de 5,28 metros de largo, 1,84 metros de ancho y 1,78 metros de alto; que pesa 2.300 kilos y luce un diseño bastante contundente. En el frontal predominan las formas rectas, pero a partir de ahí el músculo se deja ver en los pasos de rueda y en los marcados paneles laterales.

 

Por el momento solo se ha anunciado una versión de doble cabina que tiene una capacidad interior para cinco personas, pero no hay imágenes del habitáculo definitivo y tampoco se han facilitado datos referentes a su caja de carga.

Tampoco han trascendido muchos detalles de su apartado mecánico. Solo se ha confirmado que es un coche eléctrico, que tiene un sistema de propulsión bimotor que le otorga tracción integral (aunque puede operar como tracción trasera) y que desarrolla una potencia de 299 CV.

pick up Ebro

También se ha concretado el empleo de una batería de 100 kWh de capacidad que le permite recorrer 440 kilómetros antes de tener que recargar.

La compañía también ha dado información respecto a la producción del modelo. Empezará a finales de 2024 en la fábrica D-Hub de la Zona Franca de Barcelona. La firma tendrá 150 empleados y supondrá la contratación indirecta de 1.200 empleados pertenecientes a la a bolsa de reindustrialización de la antigua planta de la Zona Franca.

La historia de Ebro

Los orígenes de Ebro se remontan a 1952, cuando el Ministerio de Industria abrió un concurso público para la producción de tractores. En 1953 recibieron la autorización Lanz Ibérica S.A. y Motor Ibérica S.A., y un año después, esta última registró Ebro para producir tractores y camiones.

En 1955 vio la luz su primera creación, el Ebro E-38, creado en colaboración con Ford y movido por un motor 3.6 tetracilíndrico de 39 CV de potencia. Le siguieron los Ebro E-44, Ebro E-48 y Ebro Super 55 hasta que en 1965 rompió con la marca del óvalo y Massey Ferguson se hizo con el 40% de la marca.

Éste vendió su participación a Nissan en 1979 (un 36%), en 1981 la marca nipona ya era propietaria del 51% de la compañía y decidió sumar una fábrica en Cuatro Vientos a la que ya tenía en la Zona Franca. La aventura duró hasta 1994 y ha estado en pausa durante 29 años.

Conoce cómo trabajamos en Autobild.

Etiquetas: pick-up