Logo Autobild.es

Ser camionero en tiempos de coronavirus, los cambios que tienen que afrontar

Camioneros en tiempos de coronavirus

Ser camionero en tiempos de coronavirus no es fácil. Los transportistas merecen una parte de los aplausos que cada noche los españoles dedican desde sus ventanas y terrazas a los sanitarios, bomberos, policías y otros servicios esenciales. Ellos también se la juegan y sin su trabajo los artículos de primera necesidad que podemos salir a comprar mientras dure el estado de alarma no llegarían a los puntos de venta.

Los transportistas, como otros sectores, se ven obligados a seguir desempeñando su trabajo en un entorno cada vez más hostil. El cierre de bares y restaurantes es un duro golpe para ellos, pues ahora se encuentran que tienen que recorrer kilómetros y kilómetros sin un lugar en el que parar para comer, tomar un café o poder asearse.

Con el objetivo de agilizar el transporte de mercancías, el Gobierno ha puesto en marcha una serie de medidas excepcionales. Repasamos los cambios a los que tienen que hacer frente los camioneros en tiempos de coronavirus.

Menos restricciones

En circunstancias normales, a DGT  establece restricciones de circulación a este tipo de vehículos por razones de seguridad vial, movilidad y de fluidez; especialmente durante los fines de semana y días de operaciones especiales de tráfico. Con motivo de la crisis sanitaria del COVD-19, Tráfico ha ordenado la suspensión de las restricciones a la circulación de vehículos de transporte de mercancías desde el 14 al 28 de marzo. La fecha es prorrogable en función de la evolución de la situación. 

Esta medida se ha adoptado en coordinación con el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana. Tiene como objetivo garantizar el suministro de bienes esenciales y abastecimiento a las ciudades.

Gasolineras y centros de carga deben facilitar servicios de aseo

Una orden dictada por el Ministerio de Transportes establece que tanto gasolineras como  centros de carga y descarga deben facilitar el uso de los servicios de aseo (baños y duchas) a los conductores profesionales. También tienen que facilitar el necesario descanso; mientras que los establecimientos de restauración (cerrados al público) deberán facilitar al transportista profesional un servicio de catering. 

La Federación Española de Transporte Direccional de Mercancías (Fetransa) denuncia que aunque hay muchos restaurantes, gasolineras y centros de carga que están colaborando con los transportistas; siguen siendo demasiados los que hacen oídos sordos a la orden ministerial. Para facilitar el trabajo, comida y aseo de los camioneros, la federación reúne en este enlace las gasolineras y áreas de descanso que sí prestan servicio.

Cambios en los descansos

Otro de los cambios más importantes es el que afecta a los tiempos de descanso que, hasta ahora, tenían que cumplir los transportistas. 

Una orden publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) establece que los transportistas no tendrán que atender a las restricciones horarias que se les imponía hasta ahora. La decisión busca "flexibilizar las condiciones del trabajo de los conductores para reducir el riesgo de la salud de los mismos, al mismo tiempo que se facilitan los transportes que garanticen el abastecimiento”.

Según explica Fetransa, "la nueva regulación restringe la excepción de cumplir la normativa exclusivamente a lo relativo a los tiempos de conducción diarios, que el Reglamento europeo establece en un máximo de 10 horas, y en el descanso semanal obligatorio que se elimina, aunque se mantiene el período máximo de conducción semanal a 56 horas y el bisemanal establecido en 90 horas". Las pausas a la conducción de 45 minutos cada 4,5 horas se deben seguir cumpliendo. 

Hasta dos ocupantes por camión y talleres abiertos para emergencias

Hay una última hora sobre la norma que afecta a la circulación de camiones durante el estado de alarma.

El Ministerio de Transportes ha dictado una nueva orden en la que se aclara que en los transportes de mercancías que así lo requieran podrán ir hasta dos personas dentro de la cabina del vehículo, al tiempo que los tallares de reparación podrán trabajar para garantizar el funcionamiento de los transportes. La norma, por tanto, es diferente a la que deben acatar los conductores particulares que, salvo en contadas circunstancias, deben ir de uno en uno en el coche so pena de multa de hasta 1.000 euros.

Además, según la orden, los talleres de reparación y mantenimiento de vehículos podrán abrir para garantizar el adecuado funcionamiento del transporte de mercancías y asegurar el necesario abastecimiento de productos a la población.

Foto portada: Fetransa

Conoce cómo trabajamos en Autobild.