Logo Autobild.es

La segunda vida que le da Ford a sus Mustang inundados

Segunda vida de los Ford Mustang inundados
Foto del redactor Álvaro Escobar

Ford ha puesto en marcha una interesante iniciativa para darle una segunda vida a sus Mustang dañados por inundaciones. También lo hace con otros vehículos y no pueden volver a la vía pública.

En un mundo en el que hay una conciencia ecologista cada vez más extendida, cobra mucho interés asuntos como el reciclaje. Y Ford ha tenido una gran idea para darle una segunda vida a sus Mustang inundados.

Las catástrofes naturales, como terremotos, huracanes o inundaciones, ocurren en cualquier rincón del planeta, en algunos lugares más que en otros. En muchas ocasiones, las consecuencias son devastadoras, provocando importantes daños materiales y, lo que es peor, humanos.

A veces, los coches quedan completamente destrozados. El problema puede ser mayor cuando se trata de vehículos nuevos. ¿Qué hacer en estos casos? Pues a Ford se le ha ocurrido donarlos a las escuelas.

Donar los coches a las escuelas, la segunda vida que da Ford a sus Mustang inundados

La tecnología en la industria del automóvil ha avanzado de manera exponencial en los últimos años y sigue haciéndolo, hasta el punto de que hoy los coches son verdaderos ordenadores con ruedas, complejos aparatos repletos de sistemas electrónicos.

Esa evolución avanza de una manera tan rápida que a las escuelas les cuesta seguir el ritmo. Es aquí donde entran en juego programas como el de la marca del óvalo azul. 

Cuando los coches resultan dañados en inundaciones o por otros motivos, los dona a escuelas, lo cual produce importantes beneficios a dos bandas: por un lado, a los concesionarios, que obtienen una buena publicidad y pueden amortizar la donación; por otro, al propio fabricante, que mejora su imagen de cara al público.

Esto es lo que ha hecho Ford con varios Mustang en Boston que se inundaron como consecuencia de una tormenta. Según informa al diario Detroit Free Press el coordinador del área de mercado de Ford, Mike McLean, “sacamos estos Mustang del astillero de New Boston después de que se inundara por una tormenta".

"Teníamos concesionarios de todo el país dispuestos a recibirlos para ayudar a secarlos, limpiarlos y colaborar con las escuelas. Desde septiembre, hemos donado más de 300 vehículos a nivel nacional”.

Los coches afectados no vuelven a la vía pública

Una vez que estos vehículos llegan a las aulas, pueden ayudar a los estudiantes a comprender los complejos sistemas de los coches modernos. Ford afirma que no sólo ha donado a los centros unidades del Mustang, sino también furgonetas, camiones y todoterrenos. 

Stellantis y General Motors confirmaron que ambos participan en programas similares. En muchos casos, los vehículos en afectados no pueden volver a la vía pública: "Trabajamos con el equipo de logística de vehículos. Muchos de ellos resultan dañados en tránsito", explica McLean. 

"Nuestro equipo jurídico crea el papeleo para asegurarse de que los vehículos nunca puedan volver a la carretera. Se titulan a las escuelas como chatarra", añade.

Sin duda, una forma muy interesante de dar una segunda vida a los coches como el Ford Mustang o cualquier otro, para que permita a los alumnos entender mejor los complejos sistemas tecnológicos. Precisamente, quienes podrían encargarse de reparar los vehículos del mañana.

Etiquetas: Tecnología

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Autobild España.