Logo Autobild.es

Rozar los 1.500 kilómetros de autonomía sin repostar es posible gracias a este coche

Mercedes Clase E Estate

Los beneficios de la electrificación.

Quienes busquen autonomía para su coche tienen que poner el ojo en las mecánicas electrificadas, pues cada vez son más eficientes y logran unos consumos tan bajos que, si se combinan con un buen depósito de tamaño notable, se traducen en alcances que pueden superar incluso los 1.000 km.

Es más, en casos como el del Mercedes Clase E, según la versión, pueden acercarse a cierta distancia hasta los 1.500 km. Su versión de acceso, denominada como E 220 d Estate, es un perfecto ejemplo de ello. 

 

Su sistema de propulsión combina un motor diésel 2.0 turbo de 197 CV y 440 Nm de par máximo con un sistema microhíbrido de 48 voltios que añade otros 23 CV y 205 Nm, así que tiene la etiqueta ECO de la DGT. Asociado a una transmisión automática 9G-Tronic, pasa de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos y marca una velocidad máxima de 230 km/h.

Sin embargo, lo que destaca más es que esta configuración resulta en un consumo medio en ciclo combinado de solo 5 l/100 km, un registro más que destacado para un modelo que roza los 5 metros de largo, pesa casi 2 toneladas y tiene una potencia que ronda los 200 CV.

A esto hay que sumar el hecho de que disfruta de un depósito con una capacidad notable, puesto que llega hasta los 66 litros. Con esto en mente, hacer la operación matemática es bastante sencillo: si está lleno hasta arriba, es posible recorrer con él 1.320 km antes de que sea necesario repostar.

En España el Mercedes Clase E Estate está disponible por un precio desde 67.127 euros, que es lo que cuesta la versión de la que estamos hablando.

Sin embargo, también hay opciones muy frugales con enfoque diferente. Entre ellas destaca el E 300 de Estate con tecnología híbrida EQ, que es uno de los modelos de Mercedes que optan por una mecánica que ningún otro fabricante utiliza, pero que claramente tiene puntos muy positivos: un híbrido enchufable con base de motorización diésel.

Es ligeramente más caro que la otra versión (arranca en 71.849 euros), pero puede ser una opción sensata porque tiene consigo ciertas ventajas, empezando por el hecho de que cuenta con la etiqueta CERO de la DGT.

Combina un motor térmico de 197 CV con uno eléctrico de 129 CV, logrando una potencia conjunta de 313 CV y un par máximo de 700 Nm. Se encarga de gestionarlo una caja de cambios automática 9G-TRONIC, así como un sistema de tracción 4x2. 

A nivel de prestaciones esto le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 6,6 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 225 km/h. Sin embargo, lo que más interesa de éste es su eficiencia.

Armado con una batería de 19,53 kWh de capacidad, es capaz de recorrer hasta 102 km en modo 100% eléctrico, suficiente para no gastar combustible en el día y para lograr homologar un consumo de tan solo 0,5 l/100 km. Jugando bien con el sistema, su frugalidad es notable, así como su rango de acción.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Autobild España.