Skip to main content

Noticia

Motor

Por qué repostar gasolina 95 en motores que recomiendan 98 puede salirte muy caro

Por qué repostar gasolina 95 en motores que recomiendan 98 puede salirte muy caro

En coches de alto rendimiento.

Algunos conductores tienen dudas sobre qué tipo de combustible es mejor para su coche. Vamos a explicarte por qué repostar gasolina 95 en motores que recomiendan 98 puede salirte muy caro.

Hay una serie de preguntas bastante recurrentes entre muchos conductores: ¿gasolina 95 o 98? ¿Es mejor una u otra? ¿Puedo repostar 95 en un coche que recomiende 98 y viceversa? 

Para despejar todas estas dudas, primero hay que ver cuál es la diferencia entre gasolina 95 y 98. Y la diferencia principal está en el índice del octanaje, una medida que indica la resistencia a la detonación del carburante cuando se comprime dentro del cilindro de un motor. 

Para que se produzca la combustión en el interior del cilindro, la explosión de la mezcla de aire y gasolina debe permitir empuje sobre el pistón. Pero dicho empuje debe ser suave y continuo, porque, de lo contrario, la mecánica del automóvil sufriría. 

 

Por tanto, cuanto mayor sea el índice del octanaje, mayor será la capacidad de antidetonación de la gasolina y mejor el rendimiento del motor

Esto explica que la gasolina 98 sea la recomendada para vehículos de alto rendimiento y de gran cilindrada, sobre todo, cuando el motor tiene una compresión superior a 10,5:1. El motor durará más y se comportará mejor.

Por qué repostar gasolina 95 en motores que recomiendan 98 puede salirte muy caro

Por qué repostar gasolina 95 en motores que recomiendan 98 puede salirte muy caro

Actualmente, la gasolina 95 tiene los mismos estándares de calidad que la de 98, por lo que, si tu coche es un turismo convencional sin altas prestaciones, se recomienda repostar gasolina 95 que, además, ayuda a reducir el consumo y limita las emisiones de partículas contaminantes. 

Si usas gasolina 98 en un coche que recomienda 95, no pasa nada. Tu coche no va a correr más ni va a rendir mejor, a pesar de alguna leyenda popular que asegura lo contrario. El único efecto será que tu bolsillo se verá seriamente perjudicado, especialmente, en estos tiempos en los que el precio de la gasolina está disparado (no hablemos ya de la 98).

En cambio, si repostas gasolina 95 en un coche que recomienda 98, sí puede haber consecuencias negativas. Al tener una menor resistencia a la detonación y estar sometida a una mayor exigencia en motores de alto rendimiento, la gasolina 95 no estalla en el momento oportuno.

Esto se traduce en una reducción del rendimiento y en la aparición de averías mecánicas a largo plazo, como el autoencendido o, conocido popularmente como “picado de biela”, esto es, el daño que se produce en las bielas como consecuencia de una explosión antes de lo debido, precisamente, por usar gasolina de bajo octanaje.

Si no tienes más remedio que repostar gasolina 95 porque no hay de 98, echa una pequeña cantidad para salir del paso. El coche funcionará, pero es recomendable que no exijas demasiado al motor para rebajar las condiciones térmicas y evitar posibles detonaciones antes de lo recomendado. 

Así que no ahorres en el repostaje, utilizando una gasolina de menor octanaje, porque, lo que ahorres ahora, te puede salir muy caro mañana.

Y además