Skip to main content

Noticia

F1

Red Bull está a punto de sacrificar la temporada de Toro Rosso

Toro Rosso

Red Bull ha dado permiso a Honda para que use a Toro Rosso como su ‘conejillo de indias’ y haga las pruebas que tenga que hacer en su motor, aunque eso conlleve abandonos y penalizaciones, de cara a la próxima temporada.

Las altas esferas de Red Bull están a punto de sacrificar la temporada de Toro Rosso a nivel de resultados. Quieren que la escudería de Faenza sea su ‘conejillo de indias’ para mejorar el motor Honda durante la segunda parte de la temporada 2018 de F1.

Red Bull y Toro Rosso Honda

Red Bull ha firmado con Honda para llevar sus motores a partir de la próxima temporada: si lo hacen es porque confían en el potencial de la unidad japonesa. Piensan que estarán mejor que con Renault, de quienes ya no dudan a la hora de quejarse, y van a poner toda la carne en el asador para ayudar a Honda en todo lo que sea posible durante lo que resta de temporada.

Una de las formas de ayudar al fabricante japonés es dándole vía libre para que haga diferentes pruebas con el equipo Toro Rosso, que ya lleva motores Honda. Estas pruebas incluirán arriesgadas soluciones, que podrían provocar roturas de motores y múltiples sanciones, que comprometerían los resultados… pero la prioridad es que Red Bull y Honda sean competitivos el año próximo.

De acuerdo con la información que publica el portal alemán Auto Motor und Sport, Red Bull ha autorizado a Honda el hacer pruebas con Toro Rosso. Helmut Marko habría sido la persona encargada de dar el OK a su nuevo suministrador de motores, sin importar las penalizaciones que puedan llegar a partir de ahora.

De esta forma, Honda adelantará las pruebas a este año, sin tener que comprometer la próxima temporada ni los test invernales. Avanzarán un camino que, por ejemplo, no pudo avanzar McLaren en los últimos años, ya que Ron Dennis intentó siempre que el acuerdo con Honda fuese exclusivo… lo que no fue nada positivo, pues cada mejora llegó con cuentagotas y sin posibilidad de ser probada antes.

Gasly y Hartley

“La decisión final es de Honda, por supuesto, pero si encuentran una décima extra, podrán probarlo en carrera… incluso si eso significa que podamos recibir sanciones”, comenta Marko a la citada web alemana.

Actualmente, el equipo Toro Rosso se sitúa en la octava posición del Mundial de Constructores, sin demasiado margen de mejora. El siguiente equipo en la clasificación es McLaren, 29 puntos por delante de la escudería de Faenza. Por detrás están Sauber (a 3 puntos) y Williams, a quince.

Las opciones de que Toro Rosso sea superado por Sauber son muchas, sobre todo teniendo en cuenta las mejoras que están introduciendo los suizos carrera a carrera y el espectacular rendimiento de Charles Leclerc. Lo harán todo por ayudar a Red Bull la próxima temporada… y todo apunta a que les saldrá bien: si acaban últimos en la clasificación, nadie se molestará si el año que viene luchan por el mundial.

Imagen: Sutton Motorsport

Lecturas recomendadas