Skip to main content

Noticia

Motor

¿Puedo prestar mi coche sin comunicárselo al seguro?

¿Puedo prestar mi coche sin comunicárselo al seguro?

Reinhart Julian en Unsplash

Dejar un vehículo a un tercero es una decisión libre y personal. No obstante, es importante tener pleno conocimiento del riesgo que supone en caso de accidente. Por tanto, es conveniente saber qué podría ocurrir si prestas tu vehículo sin comunicárselo al seguro.

El conductor esporádico no está tipificado de riesgo (mayor de 26 años, con años de experiencia...) si tiene su permiso en regla y no conduce bajo los efectos del alcohol o las drogas, así que no suele haber problemas, pues dependiendo del tipo de póliza y de sus coberturas, la compañía correrá con los gastos. 

Pero según Tráfico Ayuda sí es posible que no disponga de la cobertura de la defensa jurídica al no ser el asegurado, y que tampoco le ofrezcan servicio de tratamiento médico (rehabilitación, por ejemplo). Aunque, si es inocente del siniestro, debe exigirle a la compañía contraria ese tratamiento. Si fuese culpable del accidente, quedará excluido de percibir indemnización. 

 

¿Y si el siniestro es un conductor 'de riesgo'? Se consideran de este grupo:    

- Los jóvenes, aunque la edad varía según la compañía, pero normalmente va de los 18 a los 26 años (aunque las hay que la elevan hasta los 27, 28 o los 30). 

- Los que tienen poca antigüedad en el permiso de conducir: normalmente menos de dos años en la conducción, aunque hay aseguradoras que amplían estos márgenes. La mayoría exigen que los noveles estén incluidos en la póliza, ya que si no, en caso de siniestro, no cubrirán los daños del coche propio, ya que los ocasionados a terceros (tanto materiales como personales) siempre los asumirá el seguro, incluyendo la asistencia sanitaria de los ocupantes de los vehículos involucrados. 

¿Y si el conductor del coche prestado ha sido la víctima del siniestro? Los gastos por los daños correrán por parte de la entidad aseguradora del causante del accidente, de modo que dicha compañía deberá indemnizar a todos los lesionados, incluyendo al conductor del vehículo prestado. 

Eso sí, dependiendo del tipo de póliza, se tendrá mayor o menor cobertura. Esto será especialmente relevante también cuando el propio asegurado sea culpable del accidente.

Por todo ello, queda patente que es muy importante conocer las características del conductor a quien vamos a prestar nuestro vehículo, ya que, si este sufriese un percance, podríamos tener que enfrentarnos a problemas graves.

Por ejemplo, si el conductor esporádico no tuviese su permiso de conducir en regla, la ley considera cómplice a quien le preste el vehículo

En el caso de que aquella persona a la que le prestamos nuestro coche conduzca bajo los efectos del alcohol o de las drogas y sufra un accidente, no habrá quien nos quite nuestra responsabilidad civil subsidiaria. 

El seguro del vehículo, en principio, responderá de los daños causados, pero acto seguido, amparándose en el artículo 120 del Código Penal (5.º "Las personas naturales o jurídicas titulares de vehículos susceptibles de crear riesgos para terceros, por los delitos o faltas cometidos en la utilización de aquéllos por sus dependientes o representantes o personas autorizadas"), podrá repercutir contra el autor y el propietario del mismo por el importe total que deba gastarse. 

Y, como siempre, si tienes más dudas o tu coche se ha visto involucrado en un accidente, tanto si estabas al volante como si lo llevaba un conductor esporádico, lo más conveniente es encargar la gestión a un abogado especialista para que te guíe durante el proceso de la forma más eficaz.

Compartir tu coche puede acabar bien o no, según la póliza contratada, si el conductor esporádico se considera de riesgo (por edad, experiencia...), si no lleva todo en regla o de si es culpable ante un accidente.

Fuente: Tráfico Ayuda.

Etiquetas:

Seguros

Y además