Skip to main content

Noticia

Prueba: Lamborghini Huracán Evo. Evoluciona... ¡Y de qué manera!

Prueba: Lamborghini Huracán Evo

El nuevo Lamborghini Huracán Evo llega con dirección a las ruedas traseras, nueva conectividad y 640 CV. Ya nos hemos puesto al volante. Prueba: Lamborghini Huracán Evo.

De entrada lo noto más dinámico, más ágil, más hambriento de lo que nunca ha sido un Huracán. Y transmite todo su poderío al asfalto por medio de un sinfín de virguerías tecnológicas. La dirección trasera y el sistema Torque Vectoring trabajan en perfecta armonía con el sistema de conducción dinámica, capaces de lograr que casi cualquier conductor se sienta como un piloto de carreras.

VÍDEO: Aquí tienes el Lamborghni Huracán Evo en vivo

Pegado al asfalto

El modo Sport te permite realizar drifts controlados, y el sistema de amortiguación variable en consonancia con el control de tracción y la tracción integral permute repartir la fuerza entre cada una de las cuatro ruedas de forma individual. Y eso se nota tanto en las curvas cerradas como en las rápidas, en las que este Lamborghini se pega literalmente a la carretera. El 43% del peso presiona el eje delantero, y el 57% la zaga.

El reparto de la fuerza sigue priorizando la sección trasera. Lo que más llama la atención no es el plus de potencia, su aceleración ligeramente mejorada (de 0 a 100 en solo 2,9 segundos) o una punta por encima de los 325 km/h, sino su comportamiento, que es aún más ágil que antes. La entrega de potencia de su enorme atmosférico de 5,2 litros V10 es sencillamente descomunal, pero no esperes homogeneidad. Vas al volante de un auténtico toro salvaje.

Y es que tan solo debe lidiar con 1,6 toneladas, pero no debes preocuparte: sus discos de freno en carbono permiten que este bólido de 4,52 metros de largo se detenga desde los 100 km/h en menos de 32 metros. El rendimiento sube de los 610 CV y 560 Nm del Lamborghini Huracán LP610-4 a 640 y 600, respectivamente.

Al detalle

Prueba: Lamborghini Huracán Evo

Los primeros ejemplares se entregarán en el primer cuatrimestre de este año. El diseño prácticamente no ha cambiado porque, cinco años después, sigue siendo rabiosamente actual. Por eso su frontal solo recibe unos leves retoques. Los escapes traseros elevados los toma del Performante, y la zaga abierta, del Super Trofeo Evo de competición. Las ruedas de 20 pulgadas Aesir se han desarrollado especialmene para este modelo.

Y dentro, estrena una nueva pantalla de 8,5 pulgadas en el estilo del Lamborghini Centenario de edición limitada. Puedes manejar el climatizador, el navegador o sincronizarte por medio de Apple CarPlay. Ahora hay menos botones, y el cockpit se ve más ordenado. Una leve puesta al día, en definitiva, pero un enorme paso adelante, especialmente, en comportamiento.

¿Cuál es tu coche ideal?

Y además