Skip to main content

Noticia

Motor

La pregunta de los martes: ¿se acabó el tuning en España?

tuning espana
¿Qué pasó con el tuning?

A principios de siglo el tuning formaba parte de mundo del motor como un elemento clave entre los aficionados. No era difícil ver este tipo de modificaciones en coches de calle, siendo una práctica muy interesante para todos aquellos que querían hacer de su coche un modelo único. Pero, de golpe y porrazo, el tuning, tal y como lo conocíamos, comenzó a desaparecer. Y ahora, en una nueva década nos preguntamos: ¿se acabó el tuning en España?

5 estilos de tuning que deberían desaparecer

El tuning explotó a principios de los años 2000. Juegos como el “Need for Speed” solo hicieron que el interés por este tipo de modificaciones aumentara. Pero no nació entonces, sino mucho antes. En Estados Unidos, allá por los años 50, ya comenzaban a verse este tipo de modificaciones, una práctica a las que bautizaron como “Custom”.

Quizás, al otro lado del charco, la potencia era clave, no así por nuestras tierras. El aspecto del coche era destacado, encontrándonos con modificaciones que cambiaban por completo la imagen del modelo en el que se basaban. Todo esto generó en prácticamente un estilo de vida. Modificar tu coche sin ver el fin, acudir a concentraciones e intercambiar impresiones sobre el resto de modificaciones.

Año 2011, golpe mortal

Dicen que fue antes, con la llegada de la crisis, cuando comenzó a decaer el tuning en España, pero probablemente este año el tuning recibió un golpe del que no se pudo recuperar. La entrada en vigor de una nueva ley obligaba a los conductores a montar piezas homologadas, y no artesanales. Además, obligaba a pasar por la ITV en un plazo corto después de montar la modificación, debiendo someterse a un examen en la misma ITV.

Vídeo: Se le fue de las manos el tuning

Por poneros un ejemplo, hasta el momento el cambio de volante no debía certificarse siempre que la variación no fue superior al 10 por ciento. Tras esta nueva normativa, el cambio de volante obligaba a pasar por un examen técnico al considerarse “reforma de importancia”. De la misma manera, para modificar el ancho de vías más de 60 mm. se necesitaba un proyecto técnico.

VÍDEO: Se le ha ido la mano con el tuning de su coche

Revistas como la conocida “Maxi tuning” dejaron de vender y el interés por este tipo de coches decayó drásticamente. La crisis, unida a la nueva normativa, provocaron que el mercado de segunda mano se llenara de este tipo de coches a un precio muy por debajo de la inversión que había completado el propietario. Los talleres especializados en este tipo de preparaciones tuvieron que adaptarse.

Con todo ello el tuning, simplemente, se vio obligado a cambiar. En la actualidad los propietarios modifican sus coches con cambios más, por llamarlo de alguna manera, disimulados. Llantas, escapes, kit de potencia. Quizás el tuning no murió, simplemente se adaptó a los tiempos.

Y además