Skip to main content

Noticia

Motor

El pasajero no conductor del Tesla accidentado da positivo

Tesla Model S 2021
0.151 g/100 ml.

El pasado mes de abril ocurrió un accidente con un Tesla Model S que se estrelló contra un árbol sin que hubiera nadie al volante, se incendió y acabaron muriendo sus dos ocupantes. Las autoridades siguen con la investigación desde entonces y una de las autopsias ha revelado que uno de los ocupantes llevaba un nivel de alcohol en sangre muy superior al permitido.

Los hechos tuvieron lugar en Tejas, Estados Unidos, donde el límite legal es del 0,08%. Pues bien, el pasajero situado en el asiento trasero izquierdo del Tesla tenía 0.151 g/100 ml, una cantidad mucho mayor. También se ha dictaminado que la causa de su muerte es por "trauma por fuerza contundente y lesiones térmicas con la inhalación de humo".

Se va esclareciendo poco a poco qué es lo que ocurrió en el accidente, que está envuelto en misterio. Cuando las autoridades llegaron al lugar del accidente y vieron que el coche no tenía piloto, pero sí copiloto y un pasajero trasero, lo primero que se pensó es que se habría activa el sistema Autopilot del Tesla y que éste, por las circunstancias que fueran, había perdido el control, saliéndose de la carretera y estrellándose contra el árbol.

Sin embargo, las primeras investigaciones descartaron esta hipótesis, ya que la carretera por la que circulaba el Tesla Model S no contaba con marcas viales, lo que habría hecho imposible que se activase el sistema.

Para añadir más interrogantes al asunto, una cámara de vigilancia del día de los hechos mostraba que tanto el propietario como su acompañante se montaron en los asientos de piloto y copiloto al salir de su casa, mientras que en el accidente, que ocurrió a solo 167 metros de ésta estaban ocupando otras dos plazas.

Fuente: Reuters

Y además