Noticia

Otro Tesla Model S que acaba en llamas

Otro Tesla Model S que acaba en llamas

Vicente Cano

08/11/2013 - 10:33

Desde Tennesse, EEUU, llega la última imagen de otro Tesla Model S que acaba en llamas. Se trata del tercer Model S que sufre un incendio en poco más de un mes.

Otro Tesla Model S que acaba en llamas y éste ya hace el tercer Model S que sufre un incendio en poco más de un mes. Cuando tuvo lugar el primer hecho de estas características, las acciones de la marca bajaron repentinamente en la bolsa un 12%. Y es que todos los fabricantes que están produciendo vehículos eléctricos que almacenan la energía en baterías de ión-litio están poniendo un especial énfasis en la refrigeración de estos dispositivos. Esto lo hacen por dos motivos: el principal es la seguridad, dado que este tipo de pilas sufre picos de elevación de su temperatura que pueden llegar a ser peligrosos y, además, deben operar en unos estrechos márgenes para asegurar una vida útil que las haga comercialmente aprovechables.

Del segundo Tesla Model S que arde tras un accidente hay un vídeo bastante ilustrativo. Esta semana, en el número 412 de AUTO BILD que llega hoy a los quioscos, puedes leer una extensa entrevista que nuestros compañeros de Axel Springer en Berlín realizaron a Elon Musk, presidente y fundador de Tesla. En una de las preguntas, se le inquiere directamente por el asunto de los Model S en llamas –dos hasta ese momento-, a lo que Musk respondió irónicamente: “Si tienen de verdad miedo a arder, entonces no se subirán más a un coche con motor de combustión…”. Es cierto que tan peligroso como las baterías de litio o más es llevar un tanque con gasolina debajo de los asientos, pero eso no responde por qué el Tesla Model S puede acabar en llamas.

La imagen del tercer Model S que sufre un incendio viene de la interestatal 4 a su paso por Smyrna, Tennesse (EEUU), y ha sido publicada por un usuario de Twitter. Parece que el fuego se origina en la parte frontal, donde la berlina eléctrica tiene solamente un maletero de 150 litros. Eso sí, en una fina lámina de unos 10 cm de grosor y a lo largo de todo el suelo del coche, a modo de chasis, se extienden las gigantescas baterías de 85 kW. Según la Policía de Tráfico de EEUU, el Tesla Model S chocó contra la bola de remolque del vehículo que le precedía, que está más o menos a la altura de las pilas y terminó así.

Curiosamente, en Smyrna se fabrican los motores eléctricos 7201.T que se emplean en el Nissan Leaf. Según el portavoz de Tesla, varios técnicos de la marca se dirigen a ese lugar para averiguar qué es exactamente lo que ha pasado. Hasta que no hayan completado la investigación, Tesla no dará una versión sobre lo ocurrido.

Fuente: Worldcarfans

Imagen. Twitter: @NASHVILLAIN_

Lecturas recomendadas

Buscador de coches