Skip to main content

Noticia

F1

Neumáticos Pirelli para el GP de Bahréin: medios y blandos

Neumaticos - Pirelli

Los neumáticos que Pirelli llevará al GP de Bahréin serán los compuestos medios y blandos, con lo que la marca debutará en competición en un exigente circuito con las ruedas traseras

Los neumáticos de Pirelli con
los que se correrá el GP de Bahréin de F1
2012
serán los P Zero blancos medios y los amarillos
blandos, la misma combinación que ya ha utilizado en los Grandes Premios de Australia y China.

Bahrein es uno de los tres circuitos del calendario de F1 2012 en los que Pirelli
aún no ha corrido, pero al contrario que en Hockenheim (Alemania) y el circuito
de Americas-Austin, la marca italiana sí
ha probado sus neumáticos en ese asfalto, a través de dos tests
realizados en diciembre 2010 y enero 2011, en su preparación para
volver a la Fórmula Uno. En la primera ocasión, una tormenta de
arena interrumpió la sesión; una situación que pone de manifiesto
una de las características más importantes de un circuito situado
en Oriente Medio, localizado en medio del desierto: la arena llega
frecuentemente hasta la pista y reduce el agarre, pero es difícil
prever en qué lugar y cuando. La superficie de asfalto del
circuito de Sakhir fue construida con 60.000 toneladas de granito
importado de Inglaterra, y ofrece un buen agarre cuando está
limpia, clasifacada como medianamente abrasiva.

Pedro de la Rosa ha hablado sobre su
experiencia con los neumáticos Pirelli en
Bahréin durante su etapa como piloto de pruebas de
la marca: “El Circuito Internacional de Bahrein es muy duro con los
neumáticos traseros porque hay muchos giros en primera, segunda y
tercera, en los que se requiere mucha tracción y agarre y las
cubiertas sufren mucho. Por ese motivo es un circuito ideal para
realizar tests. Probamos aquí con Pirelli en un par de ocasiones
cuando era piloto probador y fue una experiencia fantástica que
disfruté mucho, ¡incluso con una tormenta de arena! He
experimentado lluvia, granizo e incluso nieve pero nunca había
vivido una tormenta de arena dentro de un coche de Fórmula Uno, así
que fue increíble,… La pista también es dura con los frenos, porque
tiene algunas curvas, como la primera, la cuarta o la última, en
las que se tiene que frenar muy fuerte, reduciendo de séptima a
segunda. Es un gran circuito para adelantar con una recta principal
kilométrica, y otra larga ente los giros uno y cuatro, así como una
increíblemente larga entre los 13 y 14. El comportamiento del DRS
será también muy importante: con DRS y viento de cola, adelantar no
debería ser un problema. El viento en Bahréin tiene una gran
influencia en el comportamiento del coche y en frenada, porque si
pasas de 320 km/h a 70 km/h, y te equivocas por un par de metros,
es muy fácil bloquear los neumáticos delanteros y hacer un plano en
la cubierta, algo que sucede a menudo en la curva uno de Bahréin.
Tienes que intentar reducir la caída tanto como sea posible, para
poner la máxima superficie de goma en el suelo, con el objetivo de
lograr una buena capacidad de frenada y tracción. Tienes que
reducir 'downforce' por el número de rectas existentes. Es un
circuito bastante estándar en lo que a pit stops se refiere, por lo
que espero que la mayor parte de los equipos desarrollen una
carrera a dos paradas, ya que los neumáticos son más duraderos este
año y el nuevo perfil de los Pirelli es muy beneficioso para
conseguir el mejor rendimiento de la goma”.

Por su parte, Paul Hembery, director de Pirelli Motorsport,
tambíén se ha referido a las condiciones que los neumáticos
Pirelli
encontrarán en el Gran Premio de
Bahréin
de F1 y afirma que: “En Bahréin
hay varios retos técnicos a los que debemos anticiparnos, con
temperaturas que pueden superar los 30ºC, algo que sitúa los
compuestos en un rango de trabajo diferente. Recopilamos
información sobre este circuito gracias a nuestras pruebas de
neumáticos, pero las cubiertas y los coches han cambiado mucho
desde ese momento, por lo que la sensación es la de volver a
empezar de nuevo. Sin embargo, esperamos un notable grado de
degradación que debería poner a prueba la estrategia de los
equipos. Con un circuito que apenas se utiliza, podemos anticipar
una gran evolución de la pista a lo largo del fin de semana y el
riesgo de que llegue arena al asfalto puede convertirse en un
elemento importante, ya que toma un tiempo limpiarla y puede
provocar graining. Así que, de nuevo, la gestión de los neumáticos
puede ser crucial, especialmente la tracción trasera.“

Por último, el compañero de Jaime
Alguersuari como piloto de pruebas de Pirell
i, Lucas di Grassi,
ha comentado:“Tengo muy buenos recuerdos de Bahréin, ya que debuté
como piloto de Fórmula 1 en este trazado, en 2010,
con el equipo Virgin. Bahréin es todo un reto en lo referente al
consumo de neumáticos y al set-up del coche. Hay algunas rectas
largas, por lo que se requiere de un buen compromiso que permita
tener la mejor tracción posible para lograr un buen tiempo por
vuelta. Un uso eficiente del DRS, en combinación con los
neumáticos, será fundamental durante la clasificación. En
particular, lograr buenas salidas de curva para entrar en recta
será el camino para conseguir buenos tiempos. Si los neumáticos
giran sobre sí mismos, se van degradando y te retrasan. Bahréin es
un circuito impredecible en términos de evolución de la pista y la
arena es un factor importante, ya que reduce el agarre y el efecto
es que el coche patina más, aumentando el desgaste de la
cubierta.”

Lecturas recomendadas