Noticia

Mercedes McLaren SLR 999 Red Gold Dream: oro y rubíes

Vicente Cano

20/12/2011 - 08:39

¿Qué pasa si se combinan el sueño de un ingeniero y el de un joyero? El resultado se parecería a este Mercedes McLaren SLR 999 Red Gold Dream recubierto con 5 kilos de oro puro y 600 rubíes en el que su creador lleva gastados alrededor de 3,7 millones de euros. Posiblemente, el coche más lujoso del mundo -o uno de los que más-.

Ueli Anliker le encanta que Duang, su mujer, sonría. Sobre todo cuando su cara tiene como fondo a este Mercedes McLaren SLR 999 Red Gold Dream, su obra de arte personal. Eso siempre ocurre cuando Duang acaricia este biplaza de interior dorado con su piel color chocolate. Ueli no es el típico suizo que podría aparecer en un anuncio de Ricola. Este mecánico de 54 años cuenta en su haber con tres requisitos obligados para crear semejante barbaridad: mucho –bueno, más bien muchísimo- dinero, un gusto por lo extremo y destreza artesanal.

En cuanto a lo económico: como base para la transformación de su sueño, este genio del 'kitsch' que reside una pequeña localidad entre Zúrich (Suiza) y Basilea utilizó un Mercedes SLR McLaren. En 2008, costó nuevo unos 450.000 euros. Su modificación le ocupó unas 30.000 horas; a ocho horas la jornada serían 3.750 días. Tunear el motor para entregar 950 CV –pretende que lleguen a 1.000 CV– no ha sido lo más caro, se ha dejado mucho más en los 600 rubíes que decoran los pernos de las ruedas. Aunque lo más costoso de todo ha sido el trabajo en la carrocería del Mercedes McLaren SLR 999 Red Gold Dream: cinco kilos de oro en polvo mezclado con la pintura transparente. Solamente el valor de todo este metal asciende a 120.000 euros.

Pero este 'Rey Midas' de la personalización no se conformó con esto solamente. Todo lo que era de color negro de serie ha sido chapado en oro. Por ejemplo, la carcasa de los grupos ópticos. Esto le ha costado 15.000 euros... cada una. Por tanto, hay que creerle cuando estima que el coste de su McLaren SLR 999 Red Gold Dream ha ascendido a 5,5 millones de francos suizos, unos 3,7 millones de euros. Pero a Ueli no le importa que su cuenta bancaria apenas pueda soportar más los estragos que generan sus locuras.

Para muchos, por delante, el Red Gold Dream parece una locomotora siberiana. El alerón trasero recuerda a una curva ascendente de un circuito de slot. Ante estos comentarios, Ueli se reclina relajado y recomienda echar un vistazo a su página web (www.anliker-ueli.ch), que resume toda su filosofía. Y espera a clientes que, según afirma, podrían venir por ejemplo de Dubai. En este sentido, advierte de que puede construir cinco joyas más como el SLR 999 Red Gold Dream. Siempre y cuando se encuentren personas a las que les merezca la pena gastarse unos cuantos millones de euros en su interpretación de la perfección automovilística. Lo malo es que, entre tanto, el SLR McLaren ha sido descatalogado. Además, puede que a los jeques del Golfo Pérsico no les gusten demasiado los coches de segunda mano....

Lecturas recomendadas

Todo sobre Mercedes

Mercedes

Buscador de coches