Skip to main content

Noticia

Motor

Mazda2, estos son sus cinco grandes cambios por si lo quieres comprar

Mazda2
Puesta al día para el urbano.

De cara a 2020 Mazda anunció una puesta al día del Mazda2, cuya actual generación lleva en el mercado desde 2015. Como siempre en estos casos, las modificaciones que reciben no son tan significativas como las que supone un cambio de generación, pero si que llega con novedades importantes. Te contamos sus cinco grandes cambios por si lo quieres comprar.

¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

Microhíbrido

Sin duda es el cambio capital para el urbanita nipón: estrena un sistema microhíbrido denominado Mazda M Hybrid, que tiene un condensador de 22,5 V como elemento central. Éste se encarga de varias funciones: suministra energía a los sistemas eléctricos, amplía el rango de funcionamiento del i-Stop (el start-stop de Mazda), apoya al motor de combustión en las aceleraciones y, además, hace que los cambios de marcha sean más fluidos.

Nueva caja de cambios

Puede parecer una modificación menor, pero el bloque Skyactiv-G 1.5 tetracilíndrico de 90 CV deja atrás su caja de cambios de cinco relaciones para apostar por una de seis, más moderna y con una relación extra que sirve para desahogar el motor y rebajar el consumo circulando a velocidades de crucero altas.

Mayor comodidad

La marca japonesa ha hecho especial hincapié en mejorar el bienestar de los ocupantes del vehículo, algo que afecta a varias áreas. Por un lado, se ha mejorado el aislamiento acústico del habitáculo, reduciendo la rumorosidad que llega al interior. Por otro, se ha rediseñado la estructura interna de los asientos para que sus ocupantes tengan una postura más natural que reduzca la fatiga, sobre todo en el caso del conductor.

G-Vectoring Control Plus

El Mazda2 2020 cuenta con el sistema GVC Plus, que mejora el comportamiento del vehículo de la siguiente manera: “En las curvas aplica una ligera fuerza de frenado a las ruedas exteriores en el momento en que el volante retorna a su posición central. Con ello, ejerce un momento de recuperación que devuelve el vehículo a la línea recta y mejora la estabilidad. Ello permite que el vehículo responda mejor en las maniobras evasivas de emergencia y a que resulte más controlable en distintas situaciones, como los cambios de carril a alta velocidad o la conducción sobre firmes deslizantes”, según la propia marca.

Prueba Mazda 2 Skyactiv-G Mild Hybrid: la ciudad sí es para mí

Imagen

Lógicamente, como puesta al día que es, es el más pequeño de los 5 cambios experimentados por el utilitario, pero algunas modificaciones hay: la parrilla es algo más grande que antes y luce un marco cromado inferior, el nuevo paragolpes cambia la forma de las entradas de aire, se han rediseñado los pilotos traseros y se han ampliado los modelos de llanta disponibles.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además