Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Lunaz transforma un Range Rover clásico en un descapotable eléctrico

Lunaz Range Rover

Lunaz es una compañía especializada en retomods, pero con la particularidad de que además los convierte en coches eléctricos. El concepto en sí será como sangre en la herida para los más puristas, pero la realidad es que está dando lugar a modelos de lo más llamativos, en esta ocasión resultando en un Range Rover clásico que ahora es un descapotable eléctrico.

Encargado por un cliente de Long Island, el pedido quería transformar el todoterreno en una suerte de yate para el asfalto, algo que se ha conseguido convirtiéndolo en una versión Safari que carece de techo, lo que obligó a incluir refuerzos en el chasis para garantizar la rigidez.

 

Lo realmente curioso es el formato por el que se ha optado para el interior, ya que solo quedan las dos plazas convencionales delanteras, mientras que toda la zaga está formada por dos bancadas (que podrían considerarse sofás sin ningún problema) en las que pueden ir seis personas como mínimo, posiblemente hasta ocho.

El preparador ha optado por un suave azul cielo palo para la carrocería, que se traslada también a ala tapicería de los asientos, que presentan detalles en blanco y naranja. También luce zonas en azul oscuro en el salpicadero y las puertas, mientras que el toque final lo pone la madera del suelo de la parte trasera.

Respecto a su apartado mecánico la firma no ha concretado cuál es su sistema de propulsión, aunque es probable que se trate del kit estándar que ofrece a los Range Rover, es decir, dos motores que le otorgan tracción integral, desarrollando una potencia de 365 CV y un par máximo de 609 Nm.

Lunaz no ha develado cuánto ha costado en concreto este ejemplar de Land Rover, pero sí que tiene en su lista de precios que la tarifa básica por el modelo arranca en 281.500 euros, lo que deja claro que es algo solo al alcance de unos pocos.

Y además