Skip to main content

Noticia

Lo mejor y lo peor del episodio 2 de Grand Tour

Lo mejor y lo peor del episodio 2 de Grand Tour
Aquí te contamos qué ha sido lo mejor y lo peor del segundo capítulo del programa que el popular presentador Jeremy Clarkson protagoniza en Amazon: el Grand Tour.

No te pierdas: "Top Gear prueba al límite el Aston Martin Vulcan"

Menos comedia, más coches por favor. Después de un prometedor comienzo, el programa que el popular presentador Jeremy Clarkson protagoniza en Amazon, el Grand Tour, continúa su andadura con el segundo episodio. Un capítulo que se titula “Tropezón en el desierto” (“Desert Stumble” en inglés) en el que los presentadores se unen a un equipo de fuerzas especiales en Jordania.

Por esto precisamente, este segundo episodio ha cosechado opiniones de lo más diverso en comparación con la multitud de elogios que recibió el primer episodio, debido sobre todo a la falta de contenido de coches…

Lo mejor del segundo episodio

El Aston Martin Vulcan es el superdeportivo más asustadizo de Aston Martin y, sin embargo, la prueba de carretera de Clarkson logra un equilibrio perfecto entre la información, el entretenimiento y unas bellas imágenes. Según el propio Clarkson: "No voy a decir que es como ser atacado por un oso, pero es como estar en una habitación con un oso que está pensando en atacarte".

En otras imágenes, James May es el pasajero involuntario junto a un conductor profesional de drifting en una modalidad deportiva de Sudáfrica donde la gente conduce coches de tracción trasera haciendo ‘donuts’ hasta que los neumáticos explotan. Fue original, entretenido y dio una idea de la cultura del coche en este bello país. Los pocos segundos en los que se ve la reacción genuina de May cuando el conductor sale del coche en movimiento fueron más divertidos que muchos de los chistes de la serie.

En este episodio, también tenemos una persecución cinematográfica llena de disparos y explosiones. Clarkson, Hammond y May intentan evadirse de unos terroristas en un Audi S8, el mismo coche que utiliza Jason Statham en la película ’Transporter’. Vale la pena ver a May disparando un rifle de asalto desde un automóvil en movimiento.

Y esto es lo peor

Entre lo peor del programa estuvo la parodia de Tom Cruise en la película “Al filo del mañana”, pero resultó muy artificial y apenas relacionada con los coches. Fue como ver a tres hombres de mediana edad actuar en un juego de ‘Call of Duty’, ya que el equipo estaba encargado de infiltrarse en una ciudad, llegar a un avión, sacar a algunos terroristas, rescatar a un personaje VIP y escapar a una embajada. Sin duda parecía que se estaban divirtiendo, pero duró demasiado tiempo. Además, aunque bastante hilarante, ¿realmente necesitamos ver a Clarkson en estas lides?

Por otro lado, el sustituto americano del misterioso Stig por un piloto de carreras puede mantener contentos a los abogados de la BBC, pero la aparición del piloto de la Nascar, Mike Skinner, en el episodio 2 fue tan desagradable como en el primer episodio con sus incesantes parrafadas sobre cada coche. Menos hablar y más conducir, por favor.

Y, por último, no es necesario recurrir a famosas en cada episodio para alegrar la vista del personal… Cuando se presentó a Charlize Theron como invitada en este segundo programa, todos supimos lo que estaba a punto de suceder…

Fuente: www.carbuzz.com

Y además