Noticia

GM asumirá responsabilidades por las muertes causadas

GM asumirá responsabilidades por las muertes causadas

Vicente Cano

02/04/2014 - 12:01

GM ha afirmado que asumirá responsabilidades por las muertes causadas por defectos en sus vehículos. Al menos 32 accidentes y 13 muertes han sido vinculados a la pieza defectuosa, que desencadenaba una serie de fallos que en determinados casos tornaban en mortal siniestros que no deberían haber tenido consecuencias tan graves.

Continúa la polémica con General Motors. Según informa la Agencia EFE, la marca estadounidense ha afirmado que asumirá responsabilidades por las muertes causadas por defectos en sus vehículos. La consejera delegada de la compañía, Mary Barra, ha asegurado que el Departamento de Justicia de EEUU tiene libertad total para investigar a la compañía y llegar "hasta donde los hechos le lleven, independientemente del resultado". Al menos 32 accidentes y 13 muertes han sido vinculados a la pieza defectuosa, que desencadenaba una serie de fallos que en determinados casos tornaban en mortal siniestros que no deberían haber tenido consecuencias tan graves.

Barra explicó a los congresistas que personalmente estuvo al corriente del defecto a finales de enero de 2014, poco antes de que se iniciaran las llamadas a revisión, que afectan por el momento a casi 2,6 millones de unidades.

Los congresistas intentaron determinar si GM quiso ocultar o minimizar el problema mecánico desde 2005 con la connivencia del regulador de seguridad en carretera estadounidense (NHTSA), que examinó el problema en 2007 y 2010, pero decidió no tomar medidas.

Un muelle defectuoso del tambor de arranque podía provocar el cierre del circuito eléctrico, apagar el motor, bloquear la dirección asistida y, en su punto más grave, evitar la activación del airbag en una colisión.

Al menos 32 accidentes y 13 muertes han sido vinculados a la pieza defectuosa, que desencadenaba una serie de fallos que en determinados casos tornaban en mortal siniestros que no deberían haber tenido consecuencias tan graves.

"Hace más de una década GM se embarcó en un programa de utilitarios... no puedo decirles por qué llevó años que se anunciara un defecto de seguridad en ese programa, pero les puedo asegurar que lo averiguaremos", ha afirmado Barra.

Todo comenzó a salir a la luz pública el pasado 13 de febrero, cuando se produjo la primera e importante llamada a revisión de GM. En un primer momento, pareció que solo había unas 778.000 unidades que, por un fallo en el sistema de ignición, podían sufrir la desconexión del motor en marcha. Doce días después, se extendió la llamada taller de GM a otros 588.000  modelos y al día siguiente la NHTSA (la DGT de EEUU) anunció la apertura de un expediente contra el fabricante por una posible demora de todo el proceso que a final de enero ya comprendía a unas 1,7 millones de vehículos.

En las últimas semanas, la prensa norteamericana ha ido recogiendo multitud de casos de conductores que, en mitad de una autopista, habían visto cómo el motor de su Chevrolet o Pontiac se había apagado, por lo que su dirección perdía la asistencia y podía incluso llegar a bloquearse por este defecto en el encendido de GM. Concretamente, los modelos afectados son la Chevrolet Cobalt, HHR, Pontiac G5, Solstice y Saturn Ion y Saturn Sky.

Además de la interna que se mantiene en la marca, el Departamento de Justicia de EEUU y las autoridades de varios estados como el de Texas han abierto investigaciones contra el fabricante porque ha trascendido también que General Motors pudo manejar los primeros sobre este defecto en 2001. El fabricante ya ha reconocido haber sabido en 2006 que este problema podía también desconectar los 'airbag' frontales y haber decidido entonces no hacer nada al respecto.

"No les puedo decir por qué llevó años que se anunciara un defecto de seguridad (...) pero lo vamos a averiguar", ha indicado Mary Barra durante una comparecencia ante la Cámara de representantes de Estados Unidos para explicar el retraso en la llamada a revisión de GM. Eso sí, Barra se ha escudado en que la investigación interna de la compañía está llevándose a cabo y que no puede dar información detallada de manera prematura.

Como marca el libro de estilo de la comunicación en Norteamérica, desde GM han decidido encarar el problema de frente, con la verdad. Algo cantado por otro lado, ya que la compañía ha pasado en todo este tiempo de ser privada a tener que ser rescatada por el Estado y, ahora, de nuevo está pasando a ser de capital privado. Así, a pesar de que el problema es gordo, la nueva CEO de GM, Mary Barra, puede salir fortalecida del vía crucis que emprendió el día 18, cuando  pidió perdón a las familias de las víctimas mortales por el retraso en la llamada a revisión de GM. 

Difícilmente podría decirse lo mismo de la compañía que preside. Al menos a corto plazo: ya hay 13 accidentes con fallecidos asociados directamente a este defectuoso sistema de ignición fabricado por Delphy y al retraso en la llamada a taller de GM. Detroit News ha publicado el caso de una joven cuyo Chevrolet Cobalt se desconectó en una autopista. Su muerte no está por ahora incluida en la lista oficiosa que hace poco subió de 12 a 13 los fallecidos por llevar algo de peso colgado de la llave de contacto de sus coches.

123 Opel GT afectados por la llamada a revisión de GM en España

AUTOBILD.ES ha preguntado a GM España si puede haber algún modelo afectado circulando por nuestro país. En un principio fueron 132 unidades del Opel GT llamados a revisión por este defecto, pero solo los fabricados hasta diciembre de 2007. Sin embargo, desde este mismo lunes 29 de abril, la marca ha empezado a ponerse en contacto con los Opel GT fabricados de 2008 en adelante.  Aunque el asunto se está manejando directamente desde la central de EEUU y según GM todos sus propietarios han sido ya advertidos al respecto, al menos uno ya se ha puesto en contacto con esta publicación asegurando que no ha sido así en su caso. 

Hace dos semanas, salió a la luz un estudio del Centro para la Seguridad del Automóvil de EEUU que vinculaba este defecto de fabricación con hasta 303 accidentes mortales. Aunque son datos que se han negado frontalmente por parte de GM, sí que ha trascendido que el fabricante ha estado recomprando unidades de estos modelos afectados cuando presentaban este defecto hasta tiempos recientes. La propia NHTSA se encuentra también bajo sospecha.

Tanto Detroit News como el New York Times han publicado copias en pdf de las cartas enviadas por Tráfico de Estados Unidos a usuarios que les habían enviado un parte de defectos en sus coches. La respuesta estándar era que no tenían datos sobre otros conductores que denunciaran algo similar para poder iniciar una investigación. Una de las mejores cosas que tienen EEUU es que las compensaciones civiles por muerte no son tan ridículas como en España. Lo peor es que a veces pueden llegar a cantidades muy difíciles de asumir, aunque en este caso parece que lo más importante para GM tras este fiasco de llamada a taller es recuperar la credibilidad cuanto antes.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Vicente Cano

Vicente Cano

Redactor

Ferrolano de corazón, getafense de adopción, en periodismo desde hace 20 años. "Ser feliz es querer lo que se tiene, no tener lo que se quiere"

Buscador de coches