Skip to main content

Noticia

Motor

Lección del día: cómo dar de baja tu coche de forma definitiva para evitar multas

Siniestro total

Llegado el final de su vida útil, un vehículo debe ir al desguace. Este trámite es obligatorio y no hacerlo puede ser motivo de sanción. Aquí va la lección del día de la DGT: cómo dar de baja tu coche de forma definitiva para evitar multas.

Llevamos semanas hablando de la lucha de la Dirección General de Tráfico contra los llamados coches zombie. Son vehículos que han sido dados de baja pero que siguen en circulación, lo que supone un peligro y una infracción. Hoy, afrontamos la misma realidad, pero desde otra perspectiva: la del conductor que quiere hacer las cosas bien y busca información al respecto.

Baja temporal, baja definitiva y baja de oficio

En función de las razones por las que un vehículo sale de la circulación y del tiempo que estará fuera, la DGT contempla tres opciones:

  • La baja temporal de un vehículo es una trámite permitido para evitar el pago de algunas tasas, como el impuesto de circulación (el numerito) o el seguro, en los casos en los que un coche, moto o furgoneta va a estar un período de tiempo estacionado. Es una opción completamente legal, siempre y cuando mientras el vehículo esté dado de baja no circule ni permanezca estacionado en la vía pública.
Coches zombie
  • La baja definitiva es la que se tramita cuando hay certeza de que el vehículo no va a volver a circular, bien por antigüedad, porque ha sido declarado siniestro total y el titular no quiere/puede hacer frente a la reparación... Esta baja es irrevocable
  • La baja de oficio es una nueva figura legal que se incluirá en el Reglamento General de Vehículos  permitirá que Tráfico dé de baja de manera permanente aquellos vehículos que, según su base de datos, llevan más de 10 años sin pasar la ITV o sin seguro.

Cómo dar de baja definitiva un vehículo 

A través de su cuenta de Twitter, los responsables de redes de la DGT explican los trámites a seguir para solicitar la baja definitiva de un vehículo. Explican que lo primero y fundamental es saber dónde acudir y que es el desguace y no la Jefatura Provincial de Tráfico quien se encarga de la gestión.

"Para dar de baja un vehículo debes llevarlo a un desguace o Centro Autorizado de Tratamiento de vehículos; ellos se encargarán de realizar la baja del vehículo, sin que tengas que personarte en nuestras oficinas de Tráfico", explican desde la DGT. Para que conste que todo se ha realizado de forma adecuada y evitar multas, debes solicitar el justificante de baja definitiva que te servirá para acreditar ante cualquier Administración que tu vehículo ha causado baja en Tráfico. 

Hay excepción a esta norma: los vehículos de época o históricos, con valor de colección o destinados a museos que no vayan a destruirse no se han de llevar el vehículo a un centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos, en este caso son las Jefaturas de Tráfico las que se encargan del trámite (también se puede solicitar su baja por registro electrónico).

Etiquetas:

DGT

Y además