Skip to main content

Noticia

Las 10 razones por las que tus neumáticos no pasarán la ITV

Las 10 razones por las que tus neumáticos no pasarán la ITV

Si piensas que el desgaste es la única razón por las que unos neumáticos no pasan la ITV estás 9 veces equivocado. Hay, al menos, 10 razones relacionadas con los neumáticos por las que te pueden dar el 'no' en la Inspección Técnica de Vehículos. Toma nota.

Si piensas que el desgaste es la única razón por las que unos neumáticos no pasan la ITV estás 9 veces equivocado. Hay, al menos, 10 razones relacionadas con los neumáticos por las que te pueden dar el 'no' en la Inspección Técnica de Vehículos. 

Como las estadísticas muestran que el 22% de ITV desfavorables son por culpa de los neumáticos, no está de más repasarlos (de paso, echa un vistazo a nuestro práctico para pasar la ITV a la primera).

1. Neumáticos no homologados

La comercialización de neumáticos procedentes de mercados no europeos ha supuesto el rechazo de un buen número de vehículos.

Un neumático debidamente homologado lo distinguiremos cuando lleve marcada la letra “E” seguida de un número que nos indica el país de fabricación, y de un código numérico que comenzará por “00” si se trata de un neumático aprobado para vehículos comerciales o por “02” si el neumático ha sido aprobado para transporte de pasajeros.

La estricta interpretación de algunas ITVs ha llevado a rechazar vehículos con neumáticos adquiridos a la vez, del mismo fabricante, mismas dimensiones y características, pero fabricados en distintos países

2. Neumáticos equivalentes

Te pueden tirar la ITV si has montado neumáticos de dimensiones equivalentes a las que aparecen en la tarjeta ITV o en la homologación de tipo, pero el diámetro exterior supera la tolerancia del +/-3%.

3. Índice de carga y categoría de velocidad

El índice de carga y velocidad podrán ser superiores a los del neumático homologado en la ficha técnica, pero nunca inferiores.

4. Neumáticos diferentes en un mismo eje

En el mismo eje, todos los neumáticos serán del mismo tipo.

Desde el punto de vista de la seguridad lo ideal sería que los neumáticos de un mismo eje sean exactamente iguales y con el mismo desgate, ya que de lo contrario se pueden producir diferencias en la adherencia entre ambas ruedas que podrían ocasionar problemas de estabilidad del vehículo. Incluso en algunos modelos puede llegar a producirse ocasionalmente la intervención del ESP por las diferencias de adherencia.

Además, la diferencia desgaste del dibujo entre las ruedas de un mismo eje no deberán superar los 5 mm.

5. Desgaste excesivo

En España, la Ley establece que no se puede circular con neumáticos con una banda de rodadura inferior a 1,6 mm (te dejo este enlace para aprender a medir la profundidad del dibujo de tus neumáticos).

Además, los neumáticos deberán presentar un desgaste regular en todo el ancho del neumático y en el contorno diametral de la banda de rodadura. De lo contrario, podrían darse problemas de alineación o desajuste en el eje correspondiente.

La aparición de ampollas, deformaciones anormales, roturas u otros signos que evidencien el despegue de alguna capa en los flancos o de la banda de rodadura darán al traste con la inspección técnica.

Lo mismo que los cables al descubierto, las grietas u otros síntomas de rotura de la carcasa, propiciados por un desgate excesivo o  deterioro provocado por el paso del tiempo en condiciones adversas.

En este vídeo tienes más datos para aprender a valorar el estado de tus neumáticos:

6. Neumáticos reesculturados

Si los neumáticos han sido reesculturados han de ir marcados con la palabra REGROOVABLE o el símbolo U, si no lo llevan no pasarán la ITV.

El reesculturado de neumáticos es una técnica que alarga la vida útil de las cubiertas retirando una capa de de caucho de tres o cuatro centímetros y volviendo a crear el dibujo de la banda de rodadura. En turismos no es habitual ya que el coste es casi superior al de unos neumáticos nuevos; sí se emplea en el caso de vehículos comerciales.

7. Montaje incorrecto de neumáticos unidireccionales

Los neumáticos unidireccionales son los que están diseñados para girar en un único sentido con el fin de maximizar sus prestaciones. Se reconocen porque en el exterior de la carcasa aparece una flecha que señala el sentido de giro o el texto “Outside” (lado exterior).

Si no están correctamente montados no pasarán la ITV.

8. Neumáticos 'FRT' montados en ejes que no son de remolque

Los neumáticos marcados con siglas 'FRT' deben ir montados exclusivamente en ejes portadores (no valen ni direccionales, ni motrices).

El acrónimo hace referencia a Free Rolling Tire (neumático de rodadura libre) y constituye una marca de uso obligado de acuerdo con la normativa CEPE. En consecuencia, aquellos neumáticos de remolque marcados con el acrónimo 'FRT' deben utilizarse exclusivamente en ejes de remolque, sin que quepa la posibilidad de instalarlos en ninguna otra ubicación.

9. Neumáticos que topan con la carrocería

Que sí, que los hay; por eso, antes de pasar la ITV debes comprobar que no existe interferencia del neumático con otras partes del vehículo. Comprueba tanto en el giro de las ruedas a ambos lados, como en las oscilaciones ascendentes y descendentes de la carrocería.

10. Mal funcionamiento del sistema de control de presión 

Si tu coche monta sistema de control de la presión de aire de los neumáticos, el operario de la ITV comprobará que funciona correctamente (lo primero que hará será mirar el testigo que salta en el salpicadero).

Fuente: Conepa

Lecturas recomendadas