Noticia

Motos

KTM Freeride E: off-road en clave eléctrica

KTM Freeride E: off-road en clave eléctrica

Juan Pablo Esteban

19/09/2014 - 12:53

El fabricante austriaco ha presentado la KMT Freeride E, su primer modelo off-road eléctrico que se podrá conducir con el carné de coche o a partir de los 16 años con el A1.

La revolución eléctrica también ha llegado al off-road. La firma autriaca ha presentado oficialmente su primera moto de campo eléctrica, la KTM Freeride E, que se lanzará en dos versiones: la Freeride E-SX estará dirigida a una utilización en circuito, ya que viene desprovista de faro y no está homologada para el uso en vía pública; por su parte, la Freeride E-XC sí cuenta con esta homologación y viene equipada con faros, intermitentes y retrovisores.

En ambos casos, su peculiaridad estará en la mecánica que prescinde de un propulsor de combustión por un motor eléctrico, de tipo sincrónico de imanes permanentes sin escobillas. La potencia nominal es de 15 CV a 5.500 rpm , por lo que será apta para conducir con el carné de coche o a partir de los 16 años con el A1, aunque la potencia máxima que puede alcanzar es de 21,5 CV a 4.500 rpm.

Como es habitual en los vehículos eléctricos, el par máximo está disponible desde el momento del arranque, y la cifra que ofrece la KTM Freeride E es elevada, 42 Nm, cifras similares a las que ofrecen sus modelos con motor de gasolina. 

La batería de iones de litio tiene una capacidad de 2.600 Wh, y según KTM da para una hora aproximada de conducción. Se encuentra bajo el asiento, y se extrae quitando cuatro tornillos por lo que es fácil sustituirla por otra unidad cargada para seguir rodando. La carga se puede realizar en una toma de 230V y 10A, mientras que para la carga rápida se requiere una toma de 13A. La batería completa su carga al 100% en 80 minutos, aunque en 50 minutos ya se dispone del 80% de su capacidad.

KTM Freeride E

Para mantener todo el equipo eléctrico en unas condiciones óptimas de funcionamiento, incorpora un sistema de refrigeración por agua que asegura una temperatura constante. Todos lo datos relativos a la gestión eléctrica, así como a la velocidad y otras funciones están representadas en una pantalla digital que se complementa con un panel anexo (situado tras las dirección) compuesto de diodos luminosos de distintos colores.

Un detalle que agradecerán los pilotos menos experimentados es la ausencia de embrague, además de que la KTM Freeride E ofrecerá una conducción silenciosa y libre de emisiones.

Su desembarco en nuestro país se producirá en las próximas semanas a un precio todavía por confirmar, aunque debería aproximarse a los 11.295 € que cuesta en Alemania la Freeride E-XC, y los 10.995 € de la Freeride E-SX.

Para promocionar su nuevo modelo, KTM ha creado un microsite específico en donde se podrá conocer el modelo a través de animados despieces de la moto en 3D. También ha contado como embajador con Danny MacAskill, un conocido rider profesional de 'street trial' que pronto mostrará sus acrobacias a los mandos de la nueva integrante eléctrica de la familia Freeride.

Lecturas recomendadas

Juan Pablo Esteban

Colaborador

Periodista especializado en las dos y cuatro ruedas... aunque si me dan a elegir ¡mejor en moto!

Seguros de moto

Toda la información de pólizas y seguros de moto, con un comparador de seguros de coche y moto.

Ir a seguros