Skip to main content

Noticia

Joven de 19 años se graba a 230 km/h y le pilla la Guardia Civil

detenido joven 19 años grabarse 230

Un joven de 19 años se graba a 230 km/h y le pilla la Guardia Civil tras publicar el vídeo de la ‘hazaña’ en una famosa red social de Internet.

Un joven de 19 años se graba a 230 km/h y le pilla la Guardia Civil en Valencia. El vídeo en cuestión fue publicado en redes sociales y lo puedes ver en este enlace. El mero hecho de pretender alardear de su hazaña de exceso de velocidad se ha convertido en la prueba que lo considera presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducción temeraria.

No te pierdas: A 300 km/h por la M-50… y lógicamente ha acabado detenido

El joven, de nacional española y residente en Torrevieja (Alicante), según informan desde Las Provincias, había publicado un vídeo en Instagram donde se le puede ver circulando claramente a 230 km/h por la autovía A-35 a su paso por el término municipal de Vallada. El joven al volante y un pasajero grabando toda la acción con el teléfono móvil mientras avanzan a casi el doble del límite de la vía y adelantan a varios vehículos a su paso.

Vídeo: Mira a este temerario yendo a 190 km/h por una carretera convencional:

Detenido por grabarse circulando a 230 km/h

En la publicación definitiva en redes sociales podemos leer “240 km/h” acompañado de un zoom al velocímetro y un texto que reza: “No arrea ni ‘na’ el BMW”. Estos atributos sirvieron para que la enorme difusión del vídeo, que se volvió viral rápidamente, acabara llegando a la Policía Local de Torrevieja, quienes rápidamente identificaron “sin lugar a dudas” al joven que aparecía conduciendo por ser vecino del municipio y por haber sido detenido ya en alguna ocasión.

El descubrimiento por parte de los agentes de la Policía Local de Torrevieja fue comunicado de inmediato a la Guardia Civil, con competencia en materia de tráfico, quienes localizaron al joven infractor y también al vehículo empleado para esta hazaña, un potente BMW del que no ha trascendido el modelo o la motorización exacta. El vehículo ha sido confiscado y se encuentra en disposición judicial.

El vídeo constituye la prueba más irrefutable de su conducta delictiva. La Guardia Civil detalla que los agentes “pudieron ubicar el punto kilométrico donde se produce la infracción penal, pues se aprecian algunos elementos de la vía como puentes o edificios que permiten identificar la carretera y el punto kilométrico exacto”.

Fuente: Las Provincias

Lecturas recomendadas