Skip to main content

Noticia

Coches 4x4

El Hummer de siempre... más bestia que nunca: Mil-Spec Automotive M1-R

Mil-Spec Automotive M1-R

Aquí parece que no hablamos nunca de un coche nuevo (o de un vehículo clásico) o, de pronto, todo son novedades. Claro, ¡la actualidad manda! Pues después de haberte contado cosas sobre los posibles planes de Mercedes para rivalizar con Hummer en el mercado de los enchufables de lujo, lo cierto es que, después de tanto coche eléctrico, nos hemos vuelto a enamorar del Hummer de siempre... porque llega más bestia que nunca como Mil-Spec Automotive M1-R.

¿Un Mercedes Clase G para rivalizar con Hummer?

Este SUV tan brutal tiene un nombre enrevesado, pero en realidad no hace falta memorizarlo. Ni conducirlo siquiera (y mira que nos gustan esas cosas) para empezar a disfrutar con él. Basta con echarle un vistazo, evadirse de los problemas cotidianos, no pensar por un tiempo en plazas de aparcamiento, confort de marcha, seguridad ni consumos. Y recrearse en su apariencia. Ni más ni menos. 

Vídeo: así es el nuevo GMC HUMMER EV

Mil-Spec Automotive ha vuelto a crear un Hummer H1 espectacular a partir de la base del 'clásico' Humvee, con un resultado en el que confluyen lo mejor de ambos mundos, de la rudeza y la sobriedad del de entonces con los últimos adelantos en tecnología, eficacia y seguridad que ha conocido hasta hoy el mundo de los coches nuevos.

Por fuera, el Mil-Spec Automotive M1-R luce una versión del amarillo de competición que se ofrecía en el H1 en su día. Las luces LED delanteras y traseras son de serie, aunque se le ha 'cebado' de iluminación auxiliar, accesorios tubulares, cabrestantes, ruedas Black Rhino de 20 pulgadas con neumáticos todoterreno, partes exteriores de acero inoxidable, rejillas de ventilación del capó... 

Por dentro, reducción de plásticos a la mínima expresión y, en su lugar, elementos neorretro para 'tipos duros' al volante y mucha electrónica, entre la que se incluye un indicador de marcha electrónico, un freno de estacionamiento eléctrico, climatización bizona, un equipo de música a la última...

Dos motores brutales

Bajo el capó, un motor V8 diesel turboalimentado Duramax de 6.6 litros, con una potencia de 'sólo' 500 caballos y 1.356 Nm... si te parece 'suficiente'. ¿Si no? Tranquilo, que ¡puedes pedir otro de 800 CV y 1.627 Nm!, igualmente asociado a una transmisión automática Allison 1000 T6. La suspensión de carreras de largo recorrido es tipo Rod Hall. 

Mil-Spec Automotive M1-R

Ahora viene la parte mala, el precio. Si tienes de 253.000 a 350.000 euros, no sé qué sigues haciendo aquí: ponte en contacto con este preparador de Míchigan (EEUU), que la vida es muy corta. Y si no, di que te da un poco de pereza, porque tu idea era un Ferrari, un Lamborghini o un Porsche "más discreto" (si consigo ponerme serio y no reírme, es un truco que yo practico mucho) y, como la mayoría de los mortales, ¡disfruta de las fotos! 

Y además