Noticia

Ken Box Crazy Cart Gymkhana: divertido tributo a Ken Block

Ken Box Crazy Cart Gymkhana: divertido tributo a Ken Block

Alejandro Palomo

10/28/2013 - 15:44

Internet es una caja de sorpresas. Aquí tienes la muestra: 'Ken Box' y su currada Gymkhana montado en una misteriosa caja que parece poder hacer todo tipo de diabluras sin ningún problema. No te pierdas 'Ken Box Crazy Cart Gymkhana', un divertido tributo a Ken Block con sorpresa final.

Si te gustan las famosas Gymkhanas de Ken Block, te prometo que 'Ken Box Crazy Cart Gymkhana' no te defraudará. Aunque en esta ocasión el protagonista no es el conocido piloto, 'Ken Box' es el encargado de homenajearlo. Y del feroz Ford Fiesta ST tampoco hay ni rastro... Bueno sí, una misteriosa caja con su imagen estampada en ella... que curiosamente parece moverse incluso con más agilidad que el potente bólido de carreras del californiano.

Es bastante curioso. ¿Qué habrá dentro de la juguetona caja de Ken Box para que pueda moverse con esa soltura? Yo cuando lo vi tampoco lo sabía, pero sí tenía claro que fuera lo que sea... quería uno.

Si has visto el simpático y elaborado vídeo, al final se descubre el misterio. El curioso artefacto que esconde la nerviosa caja se llama Crazy Cart, de la marca Razor. Resulta que es un juguetito que han lanzado este año para los más pequeños... o no, de la casa.

Su mecanismo es muy sencillo: un motor eléctrico que se recarga enchufándolo a la red doméstica y que va conectado a una rueda en el centro del 'precario' eje delantero. El volante va directamente conectado con ella; exactamente igual que en un coche de choque. Por lo que puedes ir hacia delante, hacia atrás... y aquí también también de lado. Gracias al modo 'crazy cart mode' que se activa mediante una especie de freno de mano que lo que hace es dejar 'locas' las ruedas traseras, como las de un carrito de la compra, vaya. Aquí el inventor te lo explica paso a paso:

No estoy muy seguro de que el Razor Crazy Cart se venda en las jugueterías españolas. Creo que solo se vende en Estados Unidos, y que su precio tampoco es muy barato: unos 400 dólares. Lo que aquí no llegaría a 300 euros si el precio se mantuviera, claro...

Yo ya sé qué le va a pedir mi sobrino a los Reyes Magos después de enseñárselo. Le voy a decir que ya que está les pida dos...

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Alejandro Palomo

Alejandro Palomo

Colaborador

No concibo una vida sin coches. Desde los 18 son mi forma de vida y espero que lo sean siempre. Como buen aficionado los clásicos empiezan a llamarme

Buscador de coches