Skip to main content

Noticia

Ghost Black Badge, un Rolls-Royce que se sale de la norma

Rolls-Royce Ghost Black Badge

El Ghost Black Badge tiene el honor de ser la berlina de producción en serie más potente de la historia de Rolls-Royce.

Cuando Rolls-Royce presentó la serie Black Badge, sorprendió a propios y extraños al apostar por una imagen y configuración más deportiva. Y esta prueba del Ghost Black Badge deja claro que este es un Rolls-Royce que se sale de la norma, porque aunque está tan fantásticamente rematado como el resto de productos de la prestigiosa firma británica y es igualmente confortable y exclusivo, presenta una serie de características ‘diferentes’ con las que la marca quiere conquistar a compradores más jóvenes.

Porque cuando uno piensa en un Rolls-Royce enseguida le viene a la mente abundancia de cuero beige, nobles maderas y una imagen exterior elegante y deslumbrante, con abundancia de cromados. Pero el Rolls-Royce Ghost Black Badge no es así y más en el caso de este ejemplar que tienes en el vídeo de abajo, que luce un interior tapizado en una combinación de cuero azul y negro, con detalles realizados en fibra de carbono y un exterior en el que cuesta encontrar los cromados.

Bajo el capó de esta berlina de lujo se esconde el conocido motor 6.6 V12 biturbo, un bloque que para la ocasión produce unos sorprendentes 612 CV de potencia y 840 Nm de par. Con estas cifras, este modelo se convierte en la berlina de producción más potente fabricada por Rolls-Royce.

[YT:Dti2Gi4ut1c]

Lecturas recomendadas