Skip to main content

Noticia

El Ford GT bate el récord del Porsche 918 Spyder en el V.I.R.

Ford GT

El Ford GT tiene un nuevo motivo para presumir, y es que se ha convertido en el coche más rápido en pisar el Virginia International Raceway, donde ha logrado un tiempo de vuelta que desbanca el anterior récord, obtenido por una bestia como el Porsche 918 Spyder.

Que el Ford GT es uno de los coches más rápidos de la historia no es ningún secreto. Sin embargo, desde la marca del óvalo empiezan a asustar con el rendimiento que es capaz de alcanzar su nueva bestia. Una demostración más de ello la tenemos gracias a la prueba Lighting Lap realizada por Car and Driver Magazine, que ha encumbrado al deportivo americano por encima de todos cuantos se habían enfrentado a ella hasta ahora.

La idea es simple. Completar una vuelta al circuito Virginia International Raceway -V.I.R.- en el menor tiempo posible. El reto era mayúsculo, ya que hasta ahora ningún vehículo había logrado superar el tiempo obtenido por el Porsche 918 Spyder -que nosotros hemos probado- en 2015, con 2:43.1. Ni siquiera el Mercedes-AMG GT R pudo hacerlo, quedándose a cuatro décimas de segundo de su compatriota. Pero el Ford GT está dispuesto a demostrar que está hecho de otra pasta, obteniendo un tiempo de 2:43.0. Sí, ha sido tan solo una décima de ventaja la lograda, pero resulta suficiente para presumir, al menos hasta que llegue otro, de ser el más rápido de todos cuantos se han enfrentado a esto.

No te pierdas: Un Ford GT al alcance de tu bolsillo

Los creadores del Ford GT no mentían

“El Ford GT es puro rendimiento”. Esta frase la pronunció hace un tiempo Raj Nair, vicepresidente ejecutivo de Desarrollo de Producto Global y jefe técnico de Ford, demostrando una confianza total en su nuevo deportivo que ahora queda probada con hechos para el resto de los mortales.

Para obtener tal rendimiento, recordemos que el miura americano equipa bajo su estudiada piel un motor V6 de 3,5 litros, capaz de entregar una potencia de 647 CV y un par máximo de 746 Nm. Se trata del propulsor EcoBoost más potente de siempre, presumiendo además de lograr en 90% de su par máximo desde 3.500 rpm.

Pero un coche deportivo no es solamente eficaz por los caballos de su motor, sino que también ha de ser ágil. Por ello, el Ford GT presume de tener un peso inferior a 1.400 kilogramos, además de una serie de sistemas dinámicos activos -suspensión y aerodinámica- que aseguran el mayor agarre posible a la hora de afrontar curvas. De hecho, solamente tienes que repasar al detalle el vídeo de la vuelta récord al V.I.R. para comprobar que el 'grip' de este deportivo parece más bien sacado de un videojuego. La única pega que tiene es que prácticamente ninguno de nosotros podrá comprárselo.

Lecturas recomendadas