Noticia

Tecnología

Experto asegura que los coches conectados pueden piratearse

Experto asegura que los coches conectados pueden piratearse

Javier Leceta

15/12/2015 - 12:48

Hiroyuki Inoue, profesor asociado de la Universidad de la ciudad de Hiroshima, acaba de asegurar que los coches conectados a la red pueden piratearse mediante un simple smartphone. Según Inoue, los hackers pueden bloquear el acelerador de estos coches, alterar el velocímetro o incluso abrir las puertas y ventanas, entre otras cosas.

No te pierdas: Los coches más fáciles y difíciles de piratear

La seguridad de los coches conectados vuelve a estar en entredicho. Ahora es Hiroyuki Inoue, profesor asociado de la Universidad de Hiroshima, el que ha puesto en el punto de mira la vulnerabilidad de estos vehículos conectados a la red. Según Inoue basta con un simple smartphone para que un hacker acceda a funciones tan importantes como el acelerador y el velocímetro o que pueda abrir de forma remota las puertas y las ventanas.

Hiroyuki Inoue ha expuesto en un simposio sobre ciberseguridad celebrado en la isla de Okinawa (suroeste de Japón) los hallazgos de un experimento que ha realizado, y cuyos efectos ha documentado la agencia Kyodo. Aunque actualmente los coches disponibles en el mercado no están conectados a internet, tecnologías en desarrollo como la conducción autónoma requieren de conexión a la red. No obstante, Inoue ha adviertido también de que, a día de hoy, un conductor puede equipar su vehículo por cuenta propia con tecnología conectada, y que aquellos que lo hagan deben saber que se exponen a que su vehículo sea pirateado y controlado a distancia, comprometiendo su seguridad.

No te pierdas: Todos los coches conectados se podrán piratear

En el experimento presenciado por Kyodo, Inoue conectó un dispositivo Wi-Fi de fabricación casera al puerto de datos del vehículo, que se utiliza generalmente en los talleres para chequear numerosas funciones y averías. De este modo, Inoue logró acceder a datos no encriptados del ordenador del coche, que controla el motor, los frenos y otras funciones. A continuación y a través de una simple aplicación desarrollada por él mismo, logró de forma remota y a través de un smartphone que el velocímetro mostrara una velocidad de 180 kilómetros por hora pese a que el coche estaba detenido. También abrió las ventanas y el seguro de las puertas, bloqueó el acelerador y el volante y bloqueó el ordenador de viaje del vehículo bombardeándolo con grandes cantidades de datos, del mismo modo que los piratas informáticos realizan un ataque de denegación de servicio (DDoS).

El experto quiere subrayar de este modo la necesidad de que los fabricantes encripten al máximo todos estos datos que actualmente resultan tremendamente accesibles, y que refuercen la seguridad para evitar accesos desde el exterior. Representantes de la Asociación de Fabricantes de Vehículos de Japón (JADA) ya han asegurado a Kyodo que seguirán con atención las conclusiones que Inoue ha presentado hoy en el simposio.

Este no es el primer ejemplo de pirateo de un coche. Hace unos meses, los expertos informáticos Charlie Miller, ingeniero de seguridad de Twitter, y Chris Valasek, ingeniero de la consultora de seguridad IOActive, ya demostraron cómo piratear y controlar de forma remota un Jeep

Lecturas recomendadas

Javier Leceta

Redactor Jefe

Buscador de coches