Skip to main content

Noticia

Motos

Esta ginebra contiene ¡partes del motor de una Harley-Davidson!

Ginebra Harley-Davidson

No encontrarás nada igual en el mundo de la ginebra. Un restaurador de motos alemán, Uwe Ehinger ha creado una ginebra que contiene partes de motores procedentes de Harley-Davidson antiguas. Su sabor promete ser único e inigualable.

Prueba Harley-Davidson Iron 883: básica y apetecible

Presta atención porque esta ginebra contiene ¡partes del motor de una Harley-Davidson! Y antes de que te pongas a pensar sobre los males que puede tener para tu organismo el hecho de beber una ginebra con trozos de motor en su interior, te advertimos de que su creador ha tenido en cuenta todos los detalles para que el simple hecho de beber esta ginebra sea una experiencia única. 

La idea ha sido cortesía de Uwe Ehinger, creador de Ehinger Kraftrad, un taller de restauración de motocicletas, sobre todo Harley-Davidson, con sede en Hamburgo y que es conocido por sus espectaculares diseños y por el mimo con el que trata a cada una de sus creaciones. No contento con esto ha querido dar un paso más allá y meterse de lleno en el mundo de los destilados. 

Vídeo: Descubre las Harley-Davidson de los superhéroes de Marvel

La ginebra recibe el nombre de The Archaeologist y es una ginebra 100% natural como la que puedes encontrar en cualquier tienda con la particularidad de que en su interior duerme una parte del motor de una Harley-Davidson. En concreto son tres los modelos utilizados por Uwe para introducir partes de sus propulsores en sus botellas: Flathead (1939), Knucklehead (1947) y Panhead (1962)

Aquellos que pensáis que las botellas pueden estar contaminadas, conviene que sepáis que desde Ehinger Kraftrad han llevado a cabo todo un proceso para que los elementos del motor no afecten para nada la calidad y el sabor de la ginebra. Los componentes se han limpiado y después se han sellado en una aleación de estaño de manera que pueden ser utilizados dentro de cualquier bebida. 

Cada botella lleva un estampado diferente de gran valor estético, así como un número de serie sobre la parte del motor que ha sido incluida en cada botella. Los primeros pedidos se agotaron en cuestión de horas y ya están a punto de lanzar la segunda hornada de botellas con un precio de partida cercano a los 900 euros

Lecturas recomendadas