Skip to main content

Noticia

Motor

Esta es la espectacular multa por conducir sin carné

Guardia civil

¡Ni te lo pienses!

Ponerse al volante de un vehículo sin el carné de conducir puede acarrear graves sanciones, y no solo económicas, sino de penas de prisión dependiendo de la falta cometida. Para contestar a la pregunta de cuáles son las multas, hay que distinguir varios tipos de delitos y analizar los castigos que contempla de la DGT.

Resultados del examen de la DGT: dónde y cómo consular las notas de las pruebas

Desde olvidar el carné de conducir, extraviarlo, o directamente conducir un coche sin el carné. Son varios los supuestos que pueden dividirse en dos grupos principales: infracción administrativa o delito. Entonces, ¿Cuál es la multa por conducir sin carné?

Tipos de infracciones al conducir sin carné

Según el artículo 384 del Código Penal, aquel que conduzca un vehículo de motor o ciclomotor en los casos de pérdida de vigencia del permiso o licencia por pérdida total de los puntos asignados legalmente, será castigado con pena de prisión de tres a seis meses, multa de doce a veinticuatro meses o con trabajos sociales de 31 a 90 días.

Conducir sin haber obtenido el permiso de conducir, habiendo perdido todos los puntos o habiendo sido privado de la licencia por decisión judicial, conllevaría la inmovilización inmediata del vehículo, una primera multa de 500 euros y la instrucción de diligencias penales para el resto de las sanciones mencionadas.

Rozando los 300 km/h: estas son las mayores multas de velocidad puestas en España

La multa económica podría ascender hasta los 6.000 euros, y el ingreso en prisión dependerá de si el acusado posee antecedentes o no. Cabe destacar además que la pena de trabajos sociales, rara vez se aplica en estos casos.

Por otro lado, si conduces un vehículo sin la licencia específica (conducir una moto que necesita carné A solo poseyendo el A2), con el permiso caducado, con el de otro país que no esté en regla o habiendo olvidado el propio, solo te enfrentarás a una sanción administrativa con la inmovilización del vehículo hasta aclarar lo sucedido.

En definitiva, lo mejor es atender a la ley y no dejarse la cabeza en casa. ¡El carné de conducir siempre contigo, y no habrá sustos!

Y además