Skip to main content

Noticia

Dos guardias civiles intoxicados por monóxido de carbono en una furgoneta de atestados

guardia civil Nissan Patrol

Llevaban tres años denunciado el mal estado del vehículo

Todo ha quedado en un susto, pero podía haber sido un incidente muy grave. Dos guardias civiles han resultado intoxicados tras inhalar monóxido de carbono en el interior de su coche patrulla

El incidente se ha producido en la localidad sevillana de Utrera. La pareja de agentes volvía de realizar una inspección ocular de un accidente cuando empezó a sentir mareos y náuseas. Se detuvo entonces en la comandancia de Sevilla, desde donde fueron trasladados al centro médico que certificó que sufrían intoxicación por monóxido de carbono.

Ante la falta de equipos, la Guardia Civil solo hará controles de drogas en estos 3 casos

Afortunadamente el incidente no ha ido a mayores pero podía haber sido mucho más grave ya que el monóxido de carbono puede provocar la muerte. La explicación médica es la siguiente: "cuando hay una cantidad excesiva de monóxido de carbono en el aire que respiras, el cuerpo reemplaza el oxígeno en los glóbulos rojos por monóxido de carbono; esto evita que el oxígeno llegue a los tejidos y órganos".

Los agentes llevaban meses denunciando olores extraños

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha presentado una denuncia por lo sucedido. Aseguran que los agentes del destacamento de Utrera llevaban tres años alertando del mal estado de la furgoneta. "Incluso se han dado casos en los que los conductores sometidos a pruebas de alcoholemia se han quejado del mal olor en el interior del vehículo", aseguran.

Ni a la AUGC ni a lo agentes de tráfico les sorprende. En realidad lo sucedido solo confirma lo que llevan meses denunciando: el mal estado de los vehículos oficiales.

En la galería de imágenes que cedida por la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y la Unión de Guardias Civiles (UnionGC) se ve el interior de un coche lleno de garrapatas; otro en el que los agentes han tenido que recurrir a chinchetas para que el tapizado del techo no se les caiga encima; también hay ejemplos reales de vehículos que superan los 400.000 kms.

No son ejemplos exagerados ni mucho menos. En Albacete hay Toyota Avensis con más de 450.000 kms; en Zamora tienen los Renault Laguna con 400.000 kms. "Hemos tenido un Ford Mondeo con 12 años que pasaba los 600.000 kms", aseguran. 

La medida de edad de los coches de la Guardia Civil es de ocho años, pero el verdadero problema está en el odómetro. "Encontrar un coche que no supere los 100.000 kms es muy raro", nos cuentan desde la Unión de Guardia Civiles.

Los coches nuevos se los quedan los mandos

Teniendo en cuenta que de forma regular publicamos noticias que hablan de la adquisición de coches nuevos por parte de la Guardia Civil (como los 85 Land Rover Discovery que anunciaron en marzo), la pregunta es: ¿a dónde van a parar los vehículos a estrenar?

Un guardia civil salva la vida de un camionero haciéndole un torniquete con su uniforme

Desde AUGC nos dan la respuesta: "se han comprado coches y motos, pero son un parche; muchos de los vehículos nuevos se asignan a jefes de destacamento de unidades (que no salen a patrullar a carretera)". "Además de ser insuficiente, la flota actual de vehículos está en estado lamentable, pero el jefe de la Agrupación de Tráfico dice que con que pasen la ITV es suficiente".

Lecturas recomendadas

Y además