Skip to main content

Noticia

Dos 'clasicazos' del actor Rowan Atkinson, a subasta

Rowan Atkinson
Dos de los modelos más apetecibles de la colección del actor Rowan Atkinson, el mítico Mr. Bean, van a salir próximamente a subasta. Se trata de un Mercedes-Benz 500E del año 1993 y de un Lancia Thema de 1989. El evento tendrá lugar los próximos 24 y 25 de febrero.

Que el actor Rowan Atkinson, el famoso Mr. Bean, es un 'loco' del mundo de los coches no es nada nuevo. De hecho, por todos es sabido que posee una de las colecciones de vehículos más espectaculares de todo el Reino Unido, por no decir de Europa. Pues bien, ésta va a sufrir dos bajas los próximos 24 y 25 de febrero, y es que será entonces cuando un Mercedes-Benz 500E de 1993 y un Lancia Thema de 1989, propiedad del actor, vayan a ser subastados en el Race Retro Car Sale por Silverstone Auctions. De hecho, no es la primera vez que Atkinson recurre a este especialista, que hace unos meses ya vendió un Land Rover Defender 90 Heritage del año 2015 de su propiedad.

No te pierdas: ¿Cuánto pagarías por el Mercedes de Hitler?

Esta subasta, que tendrá lugar en uno de los eventos automovilísticos más prestigiosos del año -su nombre es Race Retro Weekend, y se celebra en la localidad de Warwickshire, concretamente en Stoneleigh Park-, pone en liza los mencionados modelos. En cuanto al Mercedes-Benz 500E, se trata de una unidad muy exclusiva fabricada a mano, con volante a la izquierda y que ha completado un total de 85.000 kilómtros durante su vida. Equipado con un poderoso motor V8 de 5 litros, destaca además por un interior repleto de detalles de calidad, como por ejemplo es un volante tapizado en cuero. Además, el nuevo propietario del vehículo podrá comprobar que todo lo que se cuenta de él es cierto, gracias a la entrega del libro original, perfectamente conservado.

Rowan Atkinson

La otra joya que vende Rowan Atkinson es un Lancia Thema 8.32 Series 1, una versión en concreto de la que hay muy pocas unidades en el mundo. Con un elegante color granate luciendo en su carrocería, estamos hablando de un vehículo que ha permanecido en el garaje del actor durante los últimos siete años, gran parte de los cuales éste se ha dedicado a mantenerlo y mejorarlo. Bajo su piel, por cierto, esconde un porpulsor V8 de 32 válvulas como el del Ferrari 328. ¡Ah! Y también posee el volante a su izquierda.

Nick Whale, el director de Silverstone Auctions, ha dicho que la empresa “considera un honor que de nuevo Rowan Atkinson nos confíe sus vehículos, que en esta ocasión además se trata de dos unidades muy preciadas”. ¡Qué lástima no ser millonario!

Y además