Skip to main content

Noticia

Motor

La DGT resume rápido los peligros de hablar 1:30 minutos por el móvil

Teléfono en el coche

Las distracciones al volante siguen siendo el primer factor que provoca la mayor parte de los accidentes mortales de tráfico: no en vano, en 2019, 359 personas perdieron la vida en la carretera a causa de esto. Y uno de los principales motivos que genera estos despistes es el uso del teléfono durante la conducción. Como muestra de ello, la DGT resume los peligros de hablar 1:30 minutos por el móvil.

Cómo pedir cita previa en la DGT

Los smartphone que casi todo el mundo tiene nos aportan seguridad en los momentos de mayor urgencia. Por ello, llevarlo en el coche nos permite, en caso de avería, accidente o cualquier otra incidencia, transmitir información rápida y precisa además de pedir ayuda. Claro está, este es un uso que hacemos con el vehículo parado puesto que es el único supuesto permitido en el que podemos manipular el teléfono en el habitáculo interior cuando somos el conductor.

La Dirección General de Tráfico incide en que utilizar el móvil mientras circulamos supone apartar la vista de la carretera durante un tiempo determinado en el que se recorre una serie de metros sin que tengamos el control. La atención que debería estar en la calzada pasa a centrarse en la pantalla.

Teléfono en el coche

Más de medio kilómetro

Según el Observatorio Nacional de Seguridad Vial de la DGT, después de un minuto y medio hablando por el teléfono, incluso si usamos el manos libres, no habremos percibido el 40% de las señales, nuestra velocidad media habrá bajado un 12% y el ritmo cardíaco se habrá bruscamente durante la llamada afectando a nuestra capacidad de reacción. Por si esto fuera poco, responder a una llamada supone circular 266 metros a ciegas; una distancia que aumenta cuando escribimos un mensaje de texto a 120 km/h: recorreremos 660 metros.

Este durísimo vídeo de la Guardia Civil te va a quitar las ganas de mirar el móvil mientras conduces

No es de extrañar, por lo tanto, que su uso multiplique por cuatro el riesgo de sufrir un accidente; un riesgo equiparable a la conducción con exceso de alcohol. A pesar de esto, el último informe del RACE sobre distracciones desvela que el 96% de los conductores confiesa haber visto a alguien hablando por el móvil mientras conduce: algo que en el 80% se hace de manera habitual. Un 76% confiesa que lo manipula o lo mira aunque no lo emplee para hablar.

Teléfono en el coche

Modo Coche

En su labor de concienciación, la DGT pide a los usuarios que usen el Modo Coche si su terminal dispone de él. Se trata de un sistema que debemos activar cuando arrancamos el coche: a partir de ese momento silencia y gestiona todas las notificaciones y llamadas entrantes para evitar que distraigan al conductor. Lo único que permite utilizar es la música o el navegador.

Las multas

La Ley de Seguridad Vial considera que circular utilizando manualmente dispositivos de telefonía móvil, navegadores o cualquier otro sistema de comunicación es una infracción grave. En el mismo paquete incluye conducir utilizando cascos, auriculares u otros dispositivos que disminuyan la obligatoria atención permanente a la conducción. Todas estas infracciones suponen una multa de 200 euros y la pérdida de tres puntos en el carnet de conducir.

Y además