Skip to main content

Noticia

Detenido en Turquía un conductor por llevar a una mujer atada al maletero de su coche

Turquía

Turquía ha sido el escenario de uno de los sucesos más arriesgados que hemos visto últimamente, en el que un conductor ha decidido añadir una plaza más en su vehículo para que una mujer viajase. ¿El problema? Que ésta estaba fuera del mismo.

En más de una ocasión todos y cada uno de nosotros nos hemos enfrentado con el problema de tener que llevar a más amigos en el coche que plazas tiene éste. Habréis encontrado una solución, y seguro que ésta no ha sido la de nuestro amigo Idris K., que así ha sido identificado por la policía. Este ciudadano de Turquía, ni corto ni perezoso, decidió añadir una plaza más a su vehículo de las homologadas para que en ella viajase una mujer. El único problema es que ésta se encontraba fuera del mismo. Sí, la señora iba atada de una forma un tanto rudimientaria en el portón del maletero. ¿No te lo crees? Observa...

En un principio el suceso no le supuso ninguna multa al infractor, pero éste tuvo la mala suerte de que un conductor que se cruzó con él grabó lo que estaba ocurriendo. Tras subir el vídeo a sus redes sociales, éste se convirtió inmediatamente en viral, llegando a manos de las autoridades. Esto permitió a la policía tomar cartas en el asunto e identificar a los responsables.

No te pierdas: El vídeo del accidente mortal de Uber

No podemos precisar la pena o la multa que le va a suponer esta conducta tanto al dueño del coche como a la mujer. Pero las leyes de Turquía en este sentido son similares a las de España. Si un coche tiene una capacidad 'X', ésta ha de respetarse. Y mucho menos se puede llevar a alguien atado a la carrocería del vehículo. Eso sí, al parecer, para decidir el castigo a aplicar, las autoridades han de demostrar que esa persona ha sido colocada ahí de forma premeditada, algo que por otra parte parece evidente por la forma en la que va atada.

Sea como sea, sucesos así nos escandalizan. Y no por la idea en sí, que ya parece, como poco, rocambolesca, sino porque parece que la gente no es consciente del peligro que entraña. Cualquier atadura mal colocada o una colisión por alcance hubiesen supuesto un problema de los gordos para la salud. Y es que al final el sentido común sigue siendo la mejor protección que podemos tener.

Lecturas recomendadas