Skip to main content

Noticia

F1

La curiosa historia del mayor “troleo” hecho a la F1

Coches F1 Austin

¿Podemos dar el misterio por resuelto?

Esta es la curiosa historia del mayor “troleo” hecho a la F1. Durante el Gran Premio de Estados Unidos de F1, unos sonidos imitando al de los monoplazas de la categoría reina se oyeron en la retransmisión oficial para sorpresa de millones de espectadores. ¿Lo recuerdas? Pues esto es lo que pasó.

VÍDEO: La Indycar prueba en Austin

El sonido de las retransmisiones de las carreras de Fórmula 1 suele ser totalmente limpio. Solo se oyen los motores de los monoplazas al paso por cada curva de los circuitos y la voz de los comentaristas de cada televisión. El sonido ambiente que a veces suena se recoge con micrófonos situados en las gradas y es por eso por lo que oímos cómo la afición anima a su piloto favorito, abuchea... 

En el Gran Premio de Estados Unidos de hace unos días se coló un extraño sonido, diferente a los habituales. Durante la primera parte de la carrera disputada en el Circuito de Austin se oyó una especie de “neeow” que imitaba el sonido de los coches de Fórmula 1.

Todos los aficionados que veían la carrera repararon en ello y lo comentaron a través de las redes sociales, a pesar de que solo durase unos segundos. Incluso la cuenta oficial de Twitter de la Fórmula 1 dedicó un post a ello, buscando las explicaciones a esta situación tan curiosa.

Hay una explicación

Pues bien, casi dos semanas más tarde, también a través de las redes sociales, hemos conocido la que podría ser la explicación al mayor “troleo” hecho a la F1. Un aficionado, presente en el GP de Estados Unidos, publicó en Twitter el vídeo de una persona que imitaba los sonidos de los coches de F1 pegado al micrófono de la torre del circuito.

“El misterio podría haber sido resuelto”, publicó la F1 a través de su cuenta de Twitter, aprovechando el “tirón” de esta situación que tanto ha dado que hablar. Es imposible confirmar que sea realmente ése el sonido que provocó las “interferencias” en la retransmisión, pero nos vale como explicación… 

 

 

¡Seguro que el año que viene vigilan mejor las gradas! Al menos nos hemos echado unas risas con toda esta historia, pero no hay duda de que podría haber sido peor y podría haber soltado cualquier cosa por el micrófono, que no olvidemos, habría sido oído por millones y millones de espectadores.

Imagen: Sutton Motorsport

Lecturas recomendadas