Skip to main content

Noticia

Cupra Tavascan: así se diseña un prototipo eléctrico

Cupra Tavascan

El Cupra Tavascan es la primera creación eléctrica de la marca, un prototipo que asegura emociones fuertes a pesar de su condición de 'cero emisiones'. Pero, ¿cómo se ha concebido su diseño?

El coche eléctrico es una realidad imparable. También para marcas nacidas por y para emocionar al conductor como es el caso de Cupra. Ahí está el nuevo Cupra Tavascan, un prototipo con forma de SUV que se adhiere a la corriente de moda del mundo de la automoción sin dejar de lado el ADN del fabricante. Pero, ¿por qué tiene esta forma y no otra? Según el diseñador de exteriores de la marca, Alberto Torrecillas, todo tiene que ver con la eficiencia aerodinámica, algo que encima tiene que enfrentarse al reto de dónde colocar las baterías, lo que también afecta al peso. “Todo el concept está producido en fibra de carbono, ya que es el material que queremos utilizar para representar el concepto lightweigth”, comenta Torrecillas.

Esta reducción de peso, en la que también entran en juego las llantas de 22 pulgadas con partes en cobre y tapas superpuestas en fibra de carbono, influye directamente en la dinámica del vehículo. Precisamente las llantas juegan un papel muy importante al influir tanto en la frenada como en el ahorro de energía.

No te pierdas: Todos los detalles del Cupra Tavascan, en vídeo

El Cupra Tavascan destaca especialmente en su frontal, donde la típica ausencia de rejilla que caracteriza a los eléctricos ha dado más libertad a los diseñadores. “El frontal es un concepto totalmente nuevo. Está diseñado con grandes tomas de aire, todas funcionales. Hay dos tomas que esculpen toda la sección del frontal que canalizan el aire y un air curtain que dirige este aire y lo expulsa por el capó”, aclara Torrecillas. Por su parte, en la zaga la ausencia de tubos de escape permite lograr una simetría perfecta.

Cupra Tavascan
Todas las partes del Cupra Tavascan son el reflejo de un cuidado estudio de diseño.

La parte trasera también pierde uno de los elementos más reconocibles de los coches de combustión: el tubo de escape. “Este factor nos ayuda a conseguir una simetría perfecta”, apunta el diseñador.

¿Y el interior? El reto es maximizar el espacio disponible a pesar de lo que ocupan las baterías. También se apuesta por la ligereza en esta parte al contar con asientos de fibra de carbono. Por su parte, los colores y materiales ayudan a generar sensación de espaciosidad. “Utilizamos napa blanca tanto en asientos como en la parte superior del tablero flotante para lograr esta sensación. La luz ambiental, exclusiva de este concept, hace que parezca que el tablero flote, contrastando con el suelo de neopreno negro”, comenta Frederik Baumann, diseñador de Color&Trim.

Lo que no varía en absoluto en este Cupra Tavascan es la pasión que transmite, algo buscado desde las primeras fases del diseño. “Es el querer generar ese feeling, esa pasión. Lo llamamos el efecto guau. Eso tiene que ser lo mismo para un combustible que para un eléctrico. Es la filosofía que seguimos para diseñar los vehículos Cupra”, concluye Torrecillas.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además