Skip to main content

Noticia

¿Cuál fue mejor, Seat Altea o Citroën Xsara Picasso?

Seat Altea
Duelo de otra era.

Amantes de los monovolúmenes, apartad la vista de este presente aciago y retrotraeros con nosotros a un pasado mejor, un tiempo en el que la dictadura SUV no era tal y donde los MPV campaban a sus anchas. Hoy vamos a comparar al Seat Altea y al Citroën Xsara Picasso, gigantes de otra era que ya nos abandonados.

VÍDEO: Seat Altea XL Electric Ecomotive, primeras imágenes en movimiento

Fueron coetáneos, pero por poco, al menos con dichas denominaciones. El Seat llegó al mercado en 2005, comenzando una andadura que apenas duró 10 años, mientras que su rival francés marcó el camino a seguir desde 99, pero cambió de nombre en 2007, pasando a llamarse C4 Picasso. A pesar de ello, durante ese lapso de 2/3 años fueron duros competidores. ¿Cuál de los dos era mejor?

Diseño

El enfoque aquí es diferente en ambos casos. En el Citroën predominaba un “la forma sigue a la función” de manual, lo que derivó en un diseño muy característico, que buscaba maximizar el espacio y en el que predominaba una forma redondeada que puede gustar o no, pero que era muy espacioso y daba lugar a un interior muy luminoso gracias a las enormes cristaleras.

Los cinco mejores coches de segunda mano por menos de 2.000 euros

Por lo que respecta al Altea, es fácil encontrar en él reminiscencias a la denostada tercera generación del Seat Toledo, puesto que comparten elementos, aunque en este caso estaban mejor implementados. El frontal era bastante atractivo, cercano a lo que se podía esperar de un compacto, y dejaba a la mitad trasera la tarea de confirmar que se trataba de un monovolumen.

Dimensiones

Un aspecto clave a la hora de comparar MPV. Se trataba de dos modelos bastante parejos en sus dimensiones exteriores, con el Seat midiendo 4.280 mm de largo, 1.768 mm de ancho y 1.568 mm de alto; mientras que el Citroën tenía una longitud de 4.276 mm, una anchura de 1.751 mm y una altura de 1.637 mm. Eso sí, la distancia entre ejes caía del lado del francés (2.760 mm por 2.578 mm), lo que mejoraba la habitabilidad interior.

Citroën Xsara Picasso

Y no es el único punto en el que el Xsara Picasso adelantaba a su rival, ya que en cuanto al maletero también marcaba las diferencias: 550 litros ampliables hasta los 1.969, mientras que el Seat Altea solo llegaba a 409 y 1.320 litros respectivamente.

Interior

Hablamos de otra época, por lo que a día de hoy su diseño y la disposición de los elementos parecen algo anticuados. Ninguno destacaba por los materiales de mucho calidad, pero quizá el Seat era el que tomaba la delantera en este aspecto. Lo más llamativo era la disposición del cuadro de instrumentos del Citroën, que iba colocado en el centro del salpicadero, por encima de las salidas de aire.

Hay que señalar que, aún siendo amplios, el Altea pecaba de ser algo estrecho en las plazas traseras, que eran más apropiadas para llevar a dos personas, sintiéndose algo justas en caso de añadir un tercer ocupante. Este problema no existía en el francés.

Precio

Ambos entraban en lo que podríamos denominar como modelos asequibles para familias ya que ofrecían mucho espacio y versatilidad con un coste bastante bajo. En sus versiones de acceso el Seat Altea arrancaba en los 14.000 euros mientras que el Citroën Xsara Picasso hacía lo propio en los 13.000.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además