Skip to main content

Noticia

Motor

Conducir entre líneas: la DGT enseña cómo hay que usar cada carril de la carretera

Conducir entre carriles

En la DGT lo llaman conducción encarrilada. El nombre suena extraño pero, en realidad, se refiere a algo tan básico como utilizar de forma correcta y ordenada cada uno de los carriles de la carretera.

Como norma general, en circulación normal y cuando no se trate de hacer adelantamientos o alguna otra maniobra, los conductores deben usar el carril de la derecha. Esta norma se aplica, especialmente, en autovías y autopistas donde la circulación es más rápida. De hecho, en este tipo de vías circular por otros carriles entorpeciendo la marcha de otros vehículos está recogido como infracción en el Reglamento General de Circulación: se sanciona con 200 euros.

Las normas de tráfico que debes cumplir en los carriles especiales

En vías urbanas, donde la circulación suele ser más densa y los cambios de carril más frecuentes, los conductores pueden ocupar el carril que resulte más conveniente para llegar a su destino. En este caso, el cambio de carril facilita la ejecución de maniobras como cambios de dirección, estacionamientos...

La DGT explica cómo utilizar los carriles de forma adecuada

  • En vías interurbanas, hay que utilizar el carril de la derecha siempre que sea posible. Circular por el carril central obliga a que el resto de conductores tengan que cambiar varias veces de carril para poder adelantar
    Cómo usar carriles
  • Cuando la carretera se estrecha y pasa de tres carriles a dos (o de dos a uno) puede surgir el efecto embudo. Conviene recordar que, en este caso, tiene prioridad el vehículo que llega por la derecha
    Cómo usar carriles
  • Cuando se trata de efectuar giros hay que iniciar la maniobra siempre desde el carril de la derecha. Las marcas viales indican cuál es el carril indicado para hacer el giro: desde el centro es peligroso pues hay riesgo de choque con los vehículos que siguen de frente
    Cómo usar carriles
  • En vías urbanas hay que evitar serpentear entre carriles. La recomendación de los expertos de la DGT es escoger el carril que adecuado al destino y mantenerlo
    Cómo usar carriles
  • Los carriles no continuos son aquellos en los que las marcas desaparecen por irrupción de una intersección. Ante este elemento, el consejo es extremar la precaución mirando por los espejos retrovisores para así mantener la trayectoria y la distancia lateral con otros coches

Infografía: Revista Tráfico

 

Y además