Skip to main content

Noticia

Los coches de los Mossos d’Esquadra

Coches Mossos d'Esquadra

El cuerpo de seguridad catalán cuenta con una amplia flota de vehículos entre la que destacan, por número, los modelos de SEAT.

Mucho se habla de los coches de policía más espectaculares del mundo como, por ejemplo, los de Dubái; pero a la hora de la verdad la mayoría son modelos que simplemente realizan funciones imagen para el cuerpo o, en el mejor de los casos, para patrullar zonas céntricas y servir de atracción para los turistas. Para poder servir de verdad al cuerpo de seguridad de turno hay que optar por opciones mucho más sensatas, que sean fiables y ofrezcan versatilidad. Hoy hablaremos de los coches de los Mossos d’Esquadra, que tan en boca de todo el mundo están hoy en día por los atentados ocurridos en Barcelona y Cambrils.

VÍDEO: Mira la evolución de los coches de policía en EE.UU

El cuerpo de seguridad ha acometido una importante renovación de su flota desde comienzos de esta década. Así, en 2010, la Consejería de Interior anunció una inversión de casi 35 millones de euros para adquirir, vía renting, más de 1.000 nuevos vehículos. Teniendo en cuenta que por aquel entonces los Mossos disponían de 2.700 automóviles, supuso la renovación de más de un tercio de su flota.

Tres coches que son un imán para la Guardia Civil

Entre los modelos que entraron a formar parte del cuerpo se encontraban la Nissan Primastart, la Mercedes Vito y la Ford Transit en lo referente a furgonetas, los todocaminos quedaron a cargo de Nissan con los Pathfinder, Qashqai y X-Trail; y entre los coches patrulla el ya extinto Exeo familiar se sumó al Seat Altea.

Esto último es significativo porque marcó la línea a seguir entre la marca española y los Mossos, con una estrecha línea de colaboración que se solidificó todavía más en el periodo comprendido entre 2014 y 2015. En 2014 el fabricante hizo entrega de 326 vehículos nuevos, sumando en 2015 otros 394 para llegar a un total de 720. El núcleo de ambos grupos estaba formado por Seat Altea de dos tipos, tanto XL equipados con motor 1.6 TDI CR de 105 CV como Freetrack con bloque 2.0 TDI CR de 140 CV. Tanto unos como otros contaban con elemento específicos diseñados para el desempeño de la actividad policial, tales como radios, sirenas, etc.

Lecturas recomendadas