Skip to main content

Noticia

Coches híbridos de segunda mano: 3 claves antes de comprar

Coches híbridos de segunda mano

Mucho ojo.

Los híbridos llevan el tiempo suficiente en el mercado como para que ya se encuentren unidades de ocasión. Comprar un vehículo usado es siempre una tarea ardua en la que hay que estar atento para que no “te la cuelen”, pero si a esto se suma el desconocimiento que hay sobre ciertas características de las mecánicas híbridas, la cosa empeora. Por eso te queremos dar 3 claves antes de comprar coches híbridos de segunda mano.

Todos los coches nuevos que se van a lanzar en 2019

La batería es clave

La batería es un elemento clave en cualquier vehículo, pero en un híbrido todavía más. Y es que si en un gasolina o diésel su sustitución es barata, en un híbrido el montante es radicalmente más caro. Sin embargo, a priori no es un aspecto del que haya que preocuparse en exceso.

Por norma general las baterías están preparadas para hacer un uso considerable de ellas, permitiendo recorrer entre 250.000 y 300.000 kilómetros, contando además con garantías por parte de los fabricantes que van mucho más allá de la garantía global del vehículo, aunque también es normal que tengan un límite de kilometraje total.

VÍDEO: Los 5 mejores híbridos en relación calidad/precio

Eso sí, si hay problemas en su funcionamiento no deberías llevar a cabo la compra, porque es una avería cara de arreglar y que, aunque no esté inservible, afectará de manera negativa al funcionamiento y a la recarga, perdiendo su efectividad a la hora de reducir consumos.

Atención a los frenos

La presencia de un sistema de frenada regenerativa hace que sea un elemento clave del coche, además de muy revelador sobre el estado y el uso que se haya dado al coche. Por su tipología, suele ser menos habitual su sustitución que en la de un coche normal, por lo que si viendo el historial del modelo se aprecian más visitas al taller relacionadas con ello de lo habitual, significará que el coche híbrido de segunda mano no ha sido conducido de manera tranquila.

Los 7 coches híbridos que más se van a vender en 2019

La prueba de conducción, que sea en ciudad

Si el coche en cuestión te ha convencido, uno de los últimos pasos a dar antes de hacer su compra es hacer una prueba de conducción en la que comprobar de primera mano el estado del vehículo.

Si hablamos de un automóvil de combustión tradicional, lo suyo es hacerla por entornos variados y, aunque esto también se puede aplicar a un híbrido, lo que realmente interesa en este caso es llevarla a cabo sobre todo en ciudad. Es en este entorno donde se puede comprobar el funcionamiento del sistema, que es donde más beneficios obtiene: ver si es capaz de circular en modo eléctrico, observar si el sistema de frenada regenerativa recarga la batería, etc.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas

Y además