Noticia

Estilo de vida

Breitling Calibre B55 Connected: el primero conectado

Sara Soria

16/03/2015 - 17:31

La marca relojera de lujo se alía con la tecnología para lanzar el nuevo Breitling Calibre B55 Connected, su primer cronógrafo conectado. Gracias a la posibilidad de poder conectarse con un smartphone, esta pieza aumenta su funcionalidad y ergonomía, y se convierte en un instrumento a tener muy en cuenta por cualquier piloto.

El Breitling Calibre B55 Connected supone un paso adelante en la gama del fabricante, ya que llega como el primer cronógrafo conectado. Será presentado en Baselworld, el prestigioso salón de relojería y joyería que se celebra del 19 al 26 de marzo en la ciudad suiza de Basilea (web oficial), y es capaz de conectarse con un smartphone para ampliar sus funciones y aprovecharse del mayor tamaño de su pantalla. La idea de Breitling no es hacer del reloj una extensión del teléfono: su objetivo ha sido crear un reloj que forme con el teléfono un dúo totalmente complementario, gracias a una comunicación bidireccional. De esta manera, se puede utilizar la pantalla del smartphone para realizar ajustes en el reloj o descargar del cronógrafo al teléfono los resultados de diversas mediciones programadas como, por ejemplo, tiempos de vuelo.

El Breitling Calibre B55 Connected ofrece una gran variedad de funciones especialmente útiles para los pilotos. Entre ellas destacan un taquímetro electrónico, un sistema countdown/countup que permite encadenar una cuenta atrás y un cronometraje de larga duración (Mission Elapsed Time), así como un dispositivo aeronaútico chrono flight que sirve para registrar tiempos de vuelo, hora de despegue, aterrizaje y la fecha. También ofrece cronógrafo a 1/100ª de segundo, hora universal UTC, cronometraje de tiempos de vuelo, cronometraje de vueltas, segundo huso horario, dos alarmas-despertador diarias, calendario perpetuo con indicaciones de la semana e indicador de carga de la batería.

Estéticamente llama la atención su diseño con caja de titanio revestida en negro a base de carbono y una esfera adornada con un símbolo azul que representa la red inalámbrica. Los tonos azul y negro también se repiten en la pulsera de caucho. Las dos pantallas de cristal líquido (LCD) van dotadas de un sistema de retroiluminación de alta intensidad luminosa que se acciona mediante simple presión en la corona o también cuando el usuario inclina su muñeca más de 35º, un detalle muy práctico cuando se tiene la mano ocupada con el mando del avión o el volante del vehículo. La batería del reloj se puede recargar a través de la red o conectándolo al puerto USB de un ordenador.

El nuevo Breitling Calibre B55 utiliza un mecanismo SuperQuartz, diez veces más preciso que el cuarzo convencional, y está certificado como cronómetro por el COSC (Control Oficial Suizo de Cronómetros), la más alta instancia en materia de fiabilidad y precisión basada en una normativa internacional.

Lecturas recomendadas

Sara Soria

Periodista especializada en motor

Buscador de coches