Noticia

BMW X5 xDrive40e, el primer híbrido enchufable de la casa

Noelia López

15/03/2015 - 09:10

El BMW X5 xDrive40e combina la tracción inteligente a las cuatro ruedas con el paquete de tecnologías BMW EfficienteDynamics y ahora también un sistema de propulsión mixto. Es el primer híbrido enchufable de la casa que, con 313 CV, saldrá a la venta en otoño.

No, no me he confundido. Digo que el BMW X5 xDrive40e es el primer híbrido enchufable de la casa porque aunque pienses que este título lo merece el BMW i8, sus creadores no lo consideran así pues dicen que el i8 es obra de BMW i y debe seguir una 'numeración' independiente.

No te lo pierdas: Todas las novedades de BMW en el Salón de Shanghái

Sea como fuere y haga el número que haga, lo interesante del BMW X5 xDrive40e está bajo el capó. Combina un motor de gasolina de cuatro cilindros sobrealimentado y dos litros de cilindrada que produce 245 CV y un propulsor eléctrico que suma otros 113 CV. Combinados suman 313 CV y 450 Nm de par. En modo puramente eléctrico puede recorrer hasta 31 km con una velocidad máxima de 120 km/h, pero es que en modo híbrido las prestaciones son bastante impresionantes: acelera de cero a cien en 6,8 segundos y alcanza los 210 km/h. El consumo medio homologado de este BMW X5 híbrido es de solamente 3,3 litros a los cien, mientras que las emisiones apenas suman 77 gramos de CO2 por kilómetro. ¡Espectacular!

La toma de corriente de este BMW híbrido se ha situado en la aleta delantera izquierda y, conectada a un enchufe convencional recarga la batería en menos de cuatro; tiempo que se reduce a dos horas y 45 minutos en un poste público de carga. Otra forma de alimentar la batería, pero con mucha menos capacidad de carga, es la frenada regenerativa: cuando se levanta el pie del acelerador o se frena con poca intensidad, el motor eléctrico invierte su funcionamiento y se convierte en un generador.

Tres modos de conducción híbridos

El BMW X5 híbrido ofrece tres modos de conducción híbridos que se seleccionan con la tecla 'eDrive'. Por defecto se activa el modo 'Auto eDrive', en el que el motor eléctrico pone en movimiento el coche y el motor de gasolina entra en funcionamiento cuando se superan los 70 km/h. 

El modo 'Max eDrive' fuerza el funcionamiento eléctrico hasta que la batería queda sin carga. Y el tercero, llamado 'Save Battery' trata de mantener el nivel de carga de batería para asegurar la conducción en modo eléctrico más adelante.

Con otra tecla llamada 'Driving Experience Control' el BMW X5 xDrive40e activa otros tres modos de conducción: Confort, Sport y EcoPro. Cada uno cambia la respuesta del acelerador, las marchas, la amortiguación, la dirección y, en el caso del económico, se activa el sistema de avance por inercia  y modifica el funcionamiento del climatizador y la calefacción de los asientos y de los espejos retrovisores exteriores para reducir el consumo.

Como puedes ver en la galería de fotos, por fuera tan sólo la toma de corriente ubicada en la aleta delantera izquierda delata que estamos ante la versión híbrida del X5.

El BMW X5 xDrive40e ya se ha podido tocar en el Salón de Shanghái 2015 y saldrá a la venta en otoño. Se podrá personalizar con la larga lista de opciones de BMW Individual. La que no estará disponible será la carrocería de siete plazas. 

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches