Noticia

Bancarrota de Saab Automobile: a punto de desaparecer

Bancarrota de Saab Automobile: a punto de desaparecer

Javier Leceta

20/12/2011 - 11:18

La solicitud de bancarrota presentada ayer por Saab Automobile AB (Saab Automobile), Saab Automobile Tools AB y Saab Powertrain AB ante el Tribunal de Distrito de Vänersborg (Suecia) coloca a la empresa automovilística al borde de la desaparición.

La solicitud de bancarrota por parte de Saab Automobile ante el tribunal de Vänerborg (Suecia) coloca al fabricante en una situación muy complicada. Según informa la Agencia EFE, el tribunal ha aceptado la petición motivada por los problemas económicos de la empresa y ha establecido que las negociaciones para liquidar la firma comiencen a partir del 1 de enero.

La petición de bancarrota de Saab Automobile se ha producido después de que, tras conocer la postura de General Motors respecto a la transacción contemplada con Saab Automobile, Youngman haya informado a ésta de que no podía concluir la transacción de fondos para continuar y completar la reorganización. En concreto, GM, antigua dueña de Saab, se niega a autorizar un acuerdo por las licencias tecnológicas de la firma sueca, que aún son de su propiedad, con los inversores chinos que estaban dispuestos a comprarla, ya que podría perjudicar sus propios intereses en el mercado de este país asiático. Tras la comunicación de Youngman, el Consejo de Saab Automobile ha decidido posteriormente que la compañía, sin financiación adicional, será insolvente y que lo mejor para los intereses de sus acreedores es que Saab se declare en bancarrota.

Según la solicitud, los bienes de Saab Automobile están valorados en unos 3.000 millones de coronas suecas, menos de la mitad de lo que la firma debe a sus proveedores. "Es el día más difícil de mi carrera, en realidad también de la historia de Saab. Pero no teníamos alternativa", ha señalado Victor Muller, director ejecutivo de SWAN y de su filial sueca. No obstante, Muller ha apuntado que existen todavía inversores interesados en la empresa que podrían sacarla de la quiebra y que no debe cerrarse ninguna puerta pese a que cualquier solución requerirá un acuerdo sobre las licencias con General Motors.

"Aunque esto pueda parecer el fin, no lo es necesariamente. Puede ser un principio y Saab puede levantarse (…) de sus cenizas", ha dicho Muller. Pese a esto, ha matizado que SWAN no formará parte de un hipotético futuro de la firma sueca.

Inicialmente, Youngman y Pang Da pretendían invertir 610 millones de euros a partir de 2012, además de 50 millones comprometidos en un acuerdo de financiación puente, para llegar a vender cerca de 200.000 coches en 2016, la tercera parte de ellos en China, donde también se construirían vehículos, manteniendo además la planta de Trollhättan.

Fuente: Agencia EFE.

Lecturas recomendadas

Javier Leceta

Redactor Jefe

Buscador de coches