Noticia

Estilo de vida

La casa que manipula el sonido para aislarse del ruido

Antonio López

17/02/2016 - 11:10

Esta casa fue diseñada y construida con una idea en mente: manipular las ondas de sonido para aislarla del ruido de la ciudad. Esta casa que manipula las ondas del sonido se encuentra en Amagansett (Nueva York) ha sido creada por el estudio de arquitectura Bates Masi.

No te pierdas: Las casas de lujo más caras a la venta en España

Los arquitectos del estudio Bates Masi han construido una casa con una idea muy clara en la mente: construir una casa que manipulara las ondas del sonido. Con la acústica en mente, esta casa llamada Elisabeth II está construida mediante materiales que se eligieron para mejorar y manipular el interior de la estructura. Una de las características es que está formada por paredes paralelas que dan privacidad, pero que además aíslan esta residencia del ruido de la calle. 

A diferencia de la mayoría de las casas, el estudio de Arquitectura Bates Masi puso el enfoque del diseño de la casa en los espacios, y no en la estética. Debido a que la parcela donde se encuentra la casa que manipula las ondas del sonido se encuentra en un pueblo bastante animado, esta empresa arquitectónica se pasó mucho tiempo investigando la acústica, la forma, los materiales y los detalles de la casa. 

“Nuestro objetivo de diseño no era tener un espacio acústicamente correcto, sino tener una variación acústica dentro de cada espacio de la casa, lo que ofrece diferentes experiencias en cada rincón”, explica el dueño, Paul Masi

El precio de construcción de esta cada que manipula las ondas sonoras está en torno a los 2 millones de euros. La clave del diseño de esta casa es el uso de muros escalonados, entre los que se incluye uno, que es bastante más alto que el resto, y que actúa como sombra acústica, bloqueando el sonido. Una de las características de esta casa es que en vez de utilizar tornillos y clavos tradicionales para crear el revestimiento de la madera, la empresa optó por clips de acero inoxidable, ya que permiten que la madera se expanda de forma natural sin dañar la estructura de la casa. 

Un detalle especial, es que la escalera fue diseñada de manera que cada escalón tuviera un espesor diferente; de esta forma, cada pisada suena de una manera diferente en cada uno de los escalones. 

Este tipo de construcción se utiliza en espacios públicos como salas de concierto y restaurantes, no en viviendas unifamiliares. Que una casa manipule las ondas de sonido es muy raro, de hecho, convierte a Elisabeth II, en una casa única en su clase. 

Fuente: Justluxe

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Antonio López

Antonio López

Colaborador

Colaborador de Tecnología y Estilo de Vida en Autobild.es

Buscador de coches