Skip to main content

Noticia

ABT RS4-R: el familiar sube hasta 530 CV

ABT RS4-R

Así da gusto ser padres.

Nos hemos cansado de repetir una y otra que, si tienes el dinero necesario y tienes familia, por lo que necesitas espacio, pero no quieres renunciar a tu naturaleza deportiva, el Audi RS4 Avant es uno de los mejores inventos de la historia. Combina versatilidad y comportamiento dinámico que, no diremos que hagan de él el coche perfecto, pero si un vehículo redondo en la inmensa mayoría de los aspectos. Eso sí, siempre hay quien quiere darle una vuelta de tuerca más a todo, como ABT Sportsline, que acudirá al Salón de Ginebra 2018 con su ABT RS4-R.

Todas las novedades del Salón de Ginebra 2018

Se trata esencialmente de un ‘más y mejor’ obtenido mediante la vía de la radicalización extrema. Si el vehículo de serie ya es agresivo de por sí, con esta preparación enseña todavía más los dientes. Monta un kit aerodinámico específico que cambia el labio inferior delantero, el difusor trasero y la parrilla por otros hechos de fibra de carbono. También instala unas llantas ABT SPORT GR de 21 pulgadas de diámetro (las de serie son de 19).

Audi RS4 Avant: prueba total

El preparador ha ‘metido mano’ a las suspensión a fondo, renovando prácticamente todos los componentes con nuevos estabilizadores, amortiguadores y unos muelles que pueden regular su altura. Con ello afirma que el ABT RS4-R se pega al asfalto sin problemas.

Hemos dejado para el final el grueso del trabajo, que corresponde al motor. El bloque es el mismo 2.9 V6 birturbo, pero se ha reprogramado la centralita, instalado un nuevo sistema de refrigeración y añadido un escape específico. ¿El resultado? De los nada desdeñables 450 CV y 600 Nm de par de serie ha saltado hasta los 530 CV y 690 Nm de par máximo. Con tales mejoras pasa de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos, marcando como velocidad máxima los 280 km/h.

Todos sobre el Audi RS4 Avant

Lecturas recomendadas