Noticia

Coches clásicos

40 años del último Seat 600

Rodrigo Fersainz

02/07/2013 - 23:59

La firma española conmemora los 40 años del último Seat 600 enfrentando el popular 'Pelotilla' con su 'equivalente' actual, el Seat Mii. AUTO BILD se suma a la fiesta con unas curiosas pruebas de uso en la antigua fábrica de la Zona Franca.

La planta de Zona Franca de Barcelona es hoy día un lugar misterioso -a la sombra del centro de Diseño y la fábrica de Martorell- donde aún se producen muchas piezas para todo el Grupo Volkswagen. Dentro del recinto hay una nave, la A-122, que esconde una colección única de Seat que los responsables de la firma española han ido construyendo a base de años y esfuerzos indescriptibles. A pocos metros, empezó todo en 1953. Y también acabó la producción, el 31 de julio de 1973, del coche que motorizó España. Por eso ahora, Seat conmemora allí los 40 años del último Seat 600, oficialmente, un Seat 600 L-Especial 'Extras', (aquí tienes el vídeo del mítico 600 contra un Seat Ibiza) modelo que convivió hasta el final con el Seat 600 E, sustituto a su vez en 1970 del 600 D.

 

Seat 600 Seat Mii

Un Seat Mii frente a la última unidad fabricada del Seat 600 que se conserva, el modelo L-Especial 'Extras'.

'Naciste príncipe; mueres rey'

En realidad, este emotivo cartel que colgaron los trabajadores de Seat lo hicieron en otra unidad Seat 600 L-Especial color crema, pero la historia no varía mucho. En aquel lejano 1973, el 600 había pasado de ser 'el coche' para la familia española media/media-pudiente que se podía permitir un automóvil a ser el segundo coche de la casa, superado ya por otros modelos mucho más avanzados.

 

Seat 600 de dos y cuatro puertas (Seat 800) con sus equivalentes en la gama Mii, con tres y cinco puertas.

Después del 600 vino el Seat 850 (más coche que aquel aunque con un esquema muy parecido) y el 133 -último 'todoatrás' de la firma-, que estaba un escalón por debajo del revolucionario y muy superior Seat 127, ya de mecánica, caja de cambios y tracción delantera. De hecho, en los primeros años 80, el módelo básico tampoco es ya el 127, que con la ruptura con Fiat (véase la historia de Seat) pasará a convertirse en Fura: quien quisiera tener un coche equivalente al 600, podía adquirir el nuevo utilitario estrella, el Seat Panda.

 

Seat Mii cinco puertas y Seat 800, de cuatro.

No te pierdas: 10 cosas que no sabes del Toro de Osborne

El catálogo de Seat en solitario modificará este último para llamarlo Marbella, que se mantendrá en producción -ya de la mano de Volkswagen- hasta bien entrados los 90, para dar paso al Seat Arosa, que comparte plataforma con el Volkswagen Lupo. En diciembre de 2012, llega el Seat Mii (con sus hermanos Volkswagen up! y Skoda CityGo) para llenar ese hueco que había dejado el Arosa como urbano de acceso a gama por debajo del utilitario estrella -y siempre superventas- Ibiza.
 

Como un huevo a una castaña... ¿O no?

Al conmemorar los 40 años del último Seat 600 fabricado, parece injusto para el pobre 'Pelotilla' enfrentarlo contra un Seat Mii, pues al fin y al cabo el clásico no nació para ser un urbano, sino para cubrir la necesidad de movilidad de los españoles, en un momento en el que los segmentos en el automóvil no estaban tan diversificados como hoy, sino que apenas se resumían en 'coche pequeño, coche mediano y coche grande'. Y ni siquiera en los primeros años de Seat la marca podía ofrecer tanta variadad: en 1953 se empieza a ensamblar la berlina Seat 1400 y el 600 no nacerá hasta 1957 (vídeo: cómo se fabricaba un Seat 600).

 

 

Montaje de los primeros Seat 600 'n', de 1957, en la Zona Franca de Barcelona.

Sin embargo, cuando el coche desaparece de la producción en 1973, ya sí que se ha convertido en el utilitario español (y casi urbano) por excelencia.

 

último seat 600 fabricado interior

Interior del Seat 600 L-Especial. A diferencia del 600 E, tenía el frontal forrado en 'escay' negro, a juego con los paneles de las puertas, el volante, el cuadro, los asientos y el pequeño soporte portaobjetos junto a la palanca de cambios.

Curiosidades

  • Carrocería

Tanto el 600 como el Mii se ofertaron con dos y cuatro puertas (más el portón en el Mii). La diferencia es que en el caso del 600 se fabricaron muy pocas unidades con cuatro (el modelo 800, de 1958) y el 75% de los pedidos del Mii son con puertas traseras.

  • Longitud

En sus versiones 'cortas', ambos miden algo más de 3 m de largo, aunque el Mii gana por 26 cm.

  • Nombre

El 600 debe su nombre a que su cilidrada original era 633 cc y pesaba algo más de media tonelada. Al Mii le queda muy lejos la denominación númerica de Seat, así como los nombres de ciudades españolas que aún siguen 'bautizando' a muchos modelos de la firma. 

  • Nicho de mercado

Ni el Seat 600 ni el Seat Mii fueron concebidos para el nicho de mercado más pudiente del país. Sin embargo, en la España de 1957, el hecho de tener coche era todo un lujo, por lo que solicitar un 600, también. Las largas listas de espera tampoco ayudaban a que fuera el vehículo del español medio. Ya en 1973, con un salario mínimo interprofesional según el BOE de 5.500 pesetas, comprarse uno de los últimos Seat 600 fabricados suponía casi el sueldo de todo un año... algo casi equivalente al Seat Mii, si se toman como referencia los 643 euros al mes del salario mínimo interprofesional con fecha de diciembre de 2012.   

Lecturas recomendadas

Rodrigo Fersainz

Redactor jefe de Reportajes, Competición y Motos

Coches, motos, lavadoras, marcapasos... Pruebo todo lo que pase por mis manos ¡y siempre, a la carrera!

Todo sobre Seat

Seat

Buscador de coches