Skip to main content

Noticia

2 ventajas y 4 defectos de customizar coches

customizar coches

Hay que sopesar todos los factores.

Customizar coches es una tradición que viene de largo, aunque quizá hoy en día esté algo de capa caída y menos extendida que hace unos años. Sin embargo, siguen llevándose a cabo preparaciones de mayor o menor calado, y es normal que muchos conductores se planteen llevar a cabo alguna modificación en sus vehículos. En ese caso tampoco sería extraño que se pregunten cuáles son sus ventajas y desventajas.

VÍDEO: La locura del Tuning Ruso

Vamos a intentar desgranarlas, pero primero vamos a centrarnos en los orígenes. Hablamos de mediados de la década de los 2000, tiempo en el que la confluencia de múltiples factores, sobre todo de la aparición de las Sagas ‘The Fast and The Furious’ en el cine y ‘Need for Speed: Underground’ en los videojuegos, creó el caldo de cultivo para el tuning estuviera más que presente en la sociedad.

En España nos hartamos de ver cientos y miles de coches tuneados que, por la razón que sea, en nuestro territorio casi siempre se ceñían a colores chillones, carrocerías rebajadas (en ocasiones hasta niveles que hacían imposible circular), masilla por doquier y equipos de sonido salvajes. Todo ello con mecánicas casi siempre de serie.

Pero de aquello hace mucho, esa etapa estridente quedó atrás y hoy en día es prácticamente imposible ver a alguien con coches de ese estilo. Así que, en la actualidad, ¿cuáles son las ventajas y desventajas de customizar el coche?

Ventajas

Al gusto

Nada como coger un vehículo y poder personalizarlo hasta que sea único. Es una de las bases de la customización y ofrece multitud de opciones para que cada cuál, en función de su capacidad financiera y sus gustos, prepare su coche según su propio criterio. Esto inevitablemente lleva a la exclusividad, a que el vehículo se distinga del resto y a que ofrezca todo aquello que el dueño quiera.

Mejor rendimiento

La gran mayoría de los coches del mercado pueden mejorar sensiblemente su rendimiento introduciendo pequeñas mejoras allí y allá. Rebajar la suspensión o cambiar los amortiguadores mejorará la precisión en curva, un nuevo escape o chips para el motor permiten ganar unos cuantos caballos extra, un kit de frenos de mayor rendimiento optimizará la seguridad, etc.

Esta es la nueva tendencia del tuning en Japón

Desventajas

Averías

Y es que muchas de esas modificaciones mecánicas tiene consecuencias que alguien inexperto puede pasar por alto. El ejemplo más claro son las reprogramaciones de la centralita, movimientos que a priori permiten ganar mucha potencia a bajo coste, pero que en gran parte de las ocasiones no tienen en cuenta que las piezas del motor no están pensadas para digerir tantos caballos.

ITV

Las libertades que tienen en Estados Unidos (ejemplo paradigmático de esto) a la hora de customizar coches, son una locura en España. Las revisiones e la ITV son muy estrictas y pueden ‘tirar’ el vehículo por múltiples razones, como piezas no homologadas u homologadas pero que no casen en coche en cuestión, etc.

Coches ‘marroneros’

Puede que no todos, pero en cuanto se vea que el coche no tiene las llantas de serie, los cristales tintadas o un escape que no sea el original (por no hablar de alerones, paragolpes o colores llamativos), se convertirá en un imán para los cuerpos de seguridad. Guardia Civil, Policía Local o Policía Nacional, no importa de quién se trate, si conduces un coche mínimamente tuneado te convertirás en su mejor amigo de las veces que te van a parar en los controles.

Olvídate de venderlo

Personalizar un vehículo al gusto puede parecer una buena idea en el momento, pero ¿qué posibilidades hay de que haya otra persona con un gusto tan similar que quiera el coche cuando lo vayas a vender? Pocas, muy pocas. Las páginas de segunda mano están repletas de coches ‘tuneados’ que languidecen incapaces de ser vendidos incluso a precios más bajos de lo que está el modelo de serie.

Y además