Logo Autobild.es

De Rooy y Pep Vila con sus camiones del Dakar en Les Comes

El pasado fin de semana y en el marco del Festival 4x4 de Les Comes, los pilotos del equipo Petronas De Rooy IVECO del Dakar 2015, Pep Vila y Gerard De Rooy, realizaron una espectacular exhibición donde mostraron al público, de lo que son capaz estas bestias. Personalmente lo pude comprobar en primera persona: una de las experiencias más increíbles que he vivido sobre cuatro ruedas.

Sentir de cerca la potencia bruta de un camión del Dakar no es algo que puedas hacer todos los días. En el marco del Festival 4x4 de Les Comes, el equipo Petronas De Rooy IVECO con dos de sus pilotos, Gerard de Rooy y Pep Vila, mostraron a los allí presentes de lo que son capaz estos vehículos. En un circuito convenientemente pensado y en la finca del propio Pep Vila (organizador del evento 4x4), los camiones del Dakar 2015 demostraron que los límites de la física a veces no están donde creías y personalmente, que pude dar una vuelta junto al piloto catalán, me dejo un poso en el cuerpo de incredulidad y excitación: sentir casi diez toneladas y 900 CV bajo tu trasero es algo que difícilmente se puede expresar con palabras.

Durante la jornada de prensa pudimos compartir impresiones con el piloto Pep Vila, todo un mito en esta disciplina (ha participado 12 veces en el Dakar) que nos enseñó hasta donde es capaz de llegar su Iveco Trakker Evolution 3, equipado con un motor Cursor 13 Euro 6 de 12,9 litros y una potencia de unos 900 CV. La potencia que se siente en el interior de este camión es sencillamente increíble y la sensación de ir a volcar en cualquier momento, siempre está presente. Sin duda a bordo de este camión, capaz de hinchar y deshinchar sus ruedas en un momento desde la propia cabina, tienes que redefinir los límites de la física.

Durante el fin de semana, su compañero de equipo en el Dakar 2015, Gerard de Rooy, también hizo acto de presencia en el Festival 4x4 de Les Comes con su Iveco Powerstar de cabina larga con un peso de 8,6 toneladas y casi siete metros de largo. Su vehículo es algo más potente que el de su compañero de equipo, gracias a los 1.000 CV que produce su motor Cursor 13. De Rooy dio mucho espectáculo en el trazado de tierra preparado para estos camiones, con espectaculares saltos y derrapes.

Te recuerdo que ambos pilotos consiguieron llegar hasta la línea de meta del Dakar 2015 situada en Buenos Aires. El piloto holandés tuvo que luchar con una rotura del eje trasero que estuvo a punto de dejarlo fuera de carrera en la cuarta etapa y que le impidió poder competir por el triunfo. Finalmente terminó en novena posición mientras que el manresano Pep Vila consiguió finalizar el rally en decimotercera posición, realizando un trabajo de apoyo a sus otros dos compañeros de equipo, el propio De Rooy y Hans Stacey, que fue el camión Iveco mejor situado en la clasificación, terminando en sexto lugar.

Conoce cómo trabajamos en Autobild.