Skip to main content

Noticia

Competición

Roberto, el ingeniero español que puede ganar Le Mans 2015

Roberto, el ingeniero español que puede ganar Le Mans 2015

Roberto Gómez acaba de cumplir 30 años y el ingeniero español que puede ganar Le Mans 2015 con el coche número 17, de Mark Webber. Pero tiene serios rivales en su propio box. Hemos charlado con él en La Sarthe.

Pertenece a un equipo de 130 personas, que este año tienen que esforzarse aún más, porque ya no tienen que gestionar dos coches en pista, sino tres. Y con 30 años recién cumplidos es ya toda una eminencia en las carreras de Resistencia. Puede presumir de que es el rey de los pases VIP, una de las personas que tiene un acceso más 'privilegiado' al box del equipo Porsche en el circuito de La Sarthe: nuestro personaje de la mañana se llama Roberto Gómez, y es el ingeniero español que puede ganar Le Mans 2015 con el coche número 17, de Mark Webber.

A pesar de ser el ingeniero de Datos del Porsche 919 Hybrid rojo y blanco, pocos saben exactamente a qué se dedica fuera de este hermético microcosmos que hay en torno al paddock de Le Mans, bajo las letras de Porsche. Pero si tuvieran que pagarle las horas ¿extra? este fin de semana en cualquier otra empresa y situación, los sindicatos de los trabajadores meterían a sus jefes en la cárcel, porque Roberto, en un fin de semana de carrera como este, soporta jornadas laborales de mucho más que 24 horas.

Todo sobre las 25 Horas de Le Mans 2015

"Desde que empiezan las 24 Horas de Le Mans el sábado a las 15.00 y acaban domingo, los coches están en pista y yo tengo que estar permanentemente delante de las pantallas, pero en realidad, empiezo mucho antes, a las 9 de la mañana. Así que, sí, echo muuuchas más horas que los pilotos", confiesa divertido. 

Vive en Alemania, pero pasa todo el tiempo que puede en Madrid, porque lo echa de manos. Y eso que las cosas aquí no le van nada mal porque en 2012 se incorporó al equipo Porsche con la misión de que la mítica marca de Stuttgart volviera a ganar carreras y, concretamente, retornara a lo más alto del podium en Le Mans, la prueba de resistencia más importante del mundo y en la que Porsche ha firmado tantas páginas de éxitos en su historia. 

En realidad, sus principales rivales están en casa, porque tiene a otros dos paisanos y colegas de profesión que hacen lo propio en los otros dos Porsche que hay en las 24 Horas de Le Mans 2015. Y los tres podrían escribir varios libros con millones de curiosidades.

El centro de pantallas: el búnker más secreto

No podemos hacer fotos porque cualquier dato de telemetría que cayera en manos enemigas podría ser letal en carrera y la guerra con Toyota, Nissan y sobre todo, con Audi (el rival a batir) es total. ¿Y con la propia Porsche? 

"Al final se trata de una lucha entre marcas, y esto es mucho más importante que la lucha de egos que pueda haber entre los pilotos. Todos se va decidiendo aquí con las estrategias. Lo que no puede hacer ningún corredor es ir por libre. Y mucho menos, arriegar demasiado contra otro compañero de equipo. Si tuviera un accidente contra él... estaría muy mal visto", sentencia. "¿Cómo aguantas despierto? ¿A base de Red Bull y cafés?", pregunto. "No, no tomo nada de eso. Un par de cocacolas y... Aunque reconozco que el año pasado tuve un poco de bajón sobre a las 4 de la mañana". 

Lo bueno es que dentro de este laboratorio tecnológico desmontable existe un sofisticadísimo sistema de datos que calcula las medias, anticipa resultados y alerta de posibles problemas si el ingeniero de Datos en cuestión no está haciendo nada para evitar esa tendencia negativa.

Roberto empezó a aplicar su formación en carreras inferiores, en Fórmula 3, con Emilio de Villota... Luego echó currículos por todo el mundo y en 2012 se incorporó al equipo Porsche. No sane cuánto tiempo se dedicará a este trabajo que le apasiona y absorbe a partes iguales, porque lo que tiene claro es que en algún momento regresará a Madrid. Pero de momento, este fin de semana, puede hacer historia con Porsche en el mejor escenario posible para ganar y disfrutar de la victoria: Le Mans. 

Lecturas recomendadas