Skip to main content

Noticia

Competición

Alonso rompe motor cuando luchaba por ganar en Indianápolis

Alonso rompe motor cuando luchaba por ganar en Indianápolis

Un problema de motor ha impedido a Fernando Alonso que luche hasta el final por la victoria en las 500 Millas de Indianápolis. El español ha abandonado cuando solo faltaban 20 vueltas. Takuma Sato se ha hecho con el triunfo en la Indy 500.

Emocionantes 500 Millas de Indianápolis disputadas en el circuito americano del mismo nombre. Fantástica actuación de Fernando Alonso, en cabeza desde el inicio de la carrera. Un problema de motor, sin embargo, le privó de pelear por la victoria y se vio obligado a abandonar cuando solo faltaban 20 vueltas para el final. El asturiano incluso llegó a liderar. Su compatriota Oriol Servià, también en el grupo de cabeza se ha retirado tres vueltas más tarde. La victoria ha sido para Takuma Sato.

Vídeo: ¿Cómo son las 500 Millas de Indianápolis?

Alonso consiguió colocarse en la primera posición de la carrera en la vuelta 37 y desde entonces se mantuvo rondando los puestos de cabeza. El de McLaren-Honda-Andretti ha hizo una carrera perfecta desde el inicio, lo que permitió que ni se notase que es un rookie. El primer incidente destacable de la carrera ha sido el accidente de Jay Howards y Scott Dixon, cuyo coche incluso llegó a salir despedido. Afortunadamente, ninguno de los dos salieron heridos. Posteriormente se repitieron diversos accidentes, que provocaron los abandonos de Conor Daly, Jack Harvey o Buddy Lazier.

Alonso, McLaren e Indianápolis: ganadores antes de correr

Destacable también la retirada de Ryan Hunter-Reay por una rotura de motor cuando luchaba por el liderato con Fernando Alonso.

Llegados a la vuelta 150, cuando solo faltaban 50 para el final de la carrera, llegaron los momentos cruciales. Fernando Alonso, tras la bandera amarilla por el abandono de Hunter-Reay y algunas piezas en pista, rodaba por detrás de Tony Kanaan entre los cinco primeros puestos virtuales. El asturiano parecía ahorrar combustible a la vez que se defendía de los ataques del japonés Takuma Sato, quien finalmente acabó superándole.

A falta de 33 vueltas para el final, debieron sacar una bandera amarilla por problemas en el coche de Charlie Kimball y Zach Veach. Después de su última parada en boxes, Alonso volvió a pista en novena posición, justo por detrás de Oriol Servià. Éstas serían las últimas vueltas cruciales.

Sin embargo, a falta de veinte giros para el final, el motor de Alonso dijo basta y se rompió. Una lástima, pues el piloto asturiano estaba haciendo una gran carrera y tenía serias opciones de ganar. 

Las últimas vueltas  - en las que también abandonó Oriol Servià por accidente - fueron muy emocionantes, con una bonita lucha entre el brasileño Hélio Castroneves y Takuma Sato. El japonés se colocó en primer lugar a falta de pocos giros para el final y fue al máximo, defendiéndose de los ataques de Castroneves hasta la bandera a cuadros. Sato, que ha corrido en el que equipo de Alonso, logra de esta forma la victoria más importante de su carrera en el automovilismo mundial.

 

Lecturas recomendadas

Más de Fernando Alonso en las 500 Millas de Indianápolis