Skip to main content

Lista

Mercedes Clase G 2020: sus mejores armas off-road

Mercedes Clase G 2020
Rey de reyes.

Los SUV se han convertido prácticamente en la especie dominante de nuestro mercado, animales de asfalto que, eso sí, en ciertos casos están medianamente preparados para salir de las carreteras. Sin embargo, palidecen si se les pone al lado de un todoterreno “de verdad”, como es el caso del Mercedes Clase G 2020, una auténtico referente dentro del segmento que permanece al pie del cañón por mucho que pasen los años. Te contamos cuáles son sus mejores armas off-road.

¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

Altura libre al suelo

VIDEO

VÍDEO: Mercedes Clase G, ¿es tan seguro cómo parece?

Un aspecto clave: “abrir hueco” entre el suelo y la carrocería para que las irregularidades del terreno no supongan un problema. El Mercedes está cubierto en este aspecto: hasta 270 milímetros en el eje delantero y 241 en el trasero.

Profundidad de vadeo

La enorme distancia libre al suelo tiene también como consecuencia una considerable profundidad de vadeo de hasta 700 milímetros, suficiente para atravesar superficies de agua como ríos o zonas inundadas con relativa facilidad.

Ángulos de ataque y salida

El tamaño de las ruedas, sumado a la distancia libre al suelo y a los cortos voladizos, tanto delantero como trasero, permiten al ‘G’ contar con un ángulo de ataque de 30,9 grados y uno de salida de 29,9, así como uno ventral de 25,7.

Capacidad ascensional e inclinación lateral máxima

Todo lo anterior le permite afrontar subidas de hasta el 100%, y también se siente cómodo en situaciones con desnivel lateral, puesto que su inclinación lateral máxima alcanza hasta el 70%.

Suspensión

Como todoterreno puro que es, va a tener que lidiar con firmes en muy mal estado, así que la marca alemana le ha otorgado una suspensión delantera independiente de dobles triángulos y una trasera con eje rígido. De manera opcional puede montar amortiguadores adaptativos.

Más ligero

El Mercedes Clase G cuenta con potencia más que suficiente en cualquiera de sus versiones para mover con soltura la mole que es, pero en la actual generación los ingenieros han trabajado para aligerar el peso y facilitar la tarea, reduciendo hasta 170 kilos su peso respecto a su predecesor gracias al empleo del aluminio en capó, puertas, etc.

El G-Mode

Este modo específico de conducción off-road saca partido a todas las capacidades del Mercedes Clase G 2020. Se activa automáticamente de dos maneras: al seleccionar cualquiera de los tres bloqueos de diferencial con los que cuenta el coche (delantero, central o trasera) o al pulsar el botón ‘Low Range’, una reductora que aumenta el par disponible para cada rueda y mejora la tracción, permitiendo subir o bajar con mayor solvencia incluso pendientes muy acusadas.

Motores poderosos

Mercedes ofrece cuatro motorizaciones para el todoterreno, todas ellas con una potencia más que suficiente incluso desde la de acceso: el 350d monta un bloque de 6 cilindros en línea con 286 CV, el 400d sube hasta los 330 CV, el 500 se decanta por un V8 de cuatro litros que entrega 422 CV y coronando la gama está el AMG G63, que se va hasta los 585 CV.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Etiquetas:

Todoterrenos

Y además