Skip to main content

Lista

Mantenimiento Renault Clio: cinco cosas que debes saber

Mantenimiento Renault Clio
Hoy vamos a analizar las cinco principales cosas que debes saber para un correcto mantenimiento del Renault Clio.

¿Te acabas de comprar un Renault Clio o lo tienes desde hace poco tiempo? Entonces te interesa conocer estas cinco cosas básicas sobre el mantenimiento del Renault Clio. El pequeño utilitario de la firma del rombo requiere de algunos cuidados simples, como cualquier otro vehículo, que es recomendable que llevemos a rajatabla para evitar males mayores.

No te pierdas: Renault Clio 2019: adelantamos su nuevo diseño

Por ello, te damos estos cinco consejos básicos que debes conocer para mantener el vehículo en un estado perfecto. A continuación, encontrarás cinco aspectos en los que puedes llevar a cabo un control y verificación como propietario sin necesidad de acudir a un taller oficial. Sin embargo, te recuerdo la importancia de realizar correctamente los intervalos de mantenimiento recomendados por el fabricante.

Vídeo: Prueba a fondo en vídeo: Renault Clio RS Trophy:

Consumo de aceite

Un motor consume normalmente aceite para el engrase y la refrigeración de las piezas en movimiento y es normal, a veces, añadir aceite entre dos cambios. No obstante, si tras el período de rodaje, las aportaciones fueran superiores a 0,5 litros cada 1.000 kilómetros, debes acudir a un taller inmediatamente.

Otros niveles

Otros niveles que debes comprobar periódicamente para un correcto mantenimiento del Renault Clio, son los del líquido refrigerante y el de frenos. En el caso del primero, la comprobación debe realizarse en frío y con el coche situado en un suelo horizontal, donde el nivel debe encontrarse entre las marcas "MINI" y "MAXI". En el caso del líquido de frenos, el nivel debe controlarse de igual forma, teniendo en cuenta que debería descender a medida que se desgastan las pastillas, pero nunca por debajo de la cota de alerta "MINI". Es importante respetar también los intervalos de sustitución de ambos líquidos para un correcto funcionamiento.

Presión de los neumáticos

Existen diversos tamaños de llantas para el Renault Clio, por lo que es importante conocer cuál es la que equipa nuestro coche para llevar una correcta presión de los neumáticos. Para averiguarlo, podemos acudir a la etiqueta que encontraremos en la puerta del conductor, en la cual podemos ver la dimensión, la velocidad y la presión de los neumáticos delanteros, traseros y de la rueda de repuesto. Si el vehículo está equipado con un sensor de presión de neumáticos, debemos rellenarlos (siempre en frío) una vez aparezca la alerta en el cuadro de instrumentos.

Mantenimiento de la carrocería

Según el manual de usuario del Renault Clio, debes seguir algunos consejos para un correcto mantenimiento de la carrocería. Renault recomienda limpiar periódicamente el exterior del vehículo para protegerlo de agentes atmosféricos corrosivos como la salinidad, la contaminación o los condicionales climáticos estacionales. Debemos evitar utilizar disolventes, lavar el coche a pleno sol o cuando hiele, dejar que el óxido se extienda, retirar la suciedad rascando sin humedecer la zona y viajar sin retirar los excesos de barro o nieve de los bajos de la carrocería y los pasos de rueda. La marca francesa también recomienda eliminar resina de los árboles, el barro, los excrementos de los pájaros y la sal.

Mantenimiento de los interiores

Las manchas en los interiores y tapizados del Clio se pueden retirar para un correcto mantenimiento del habitáculo. Renault recomienda utilizar agua jabonosa frío o templada a base de jabón natural. No se pueden emplear detergentes, lavavajillas, detergentes en polvo o a base de alcohol.

Y además